Morosidad bancaria española alcanza máximo en 18 años

Este incremento de la morosidad se vio acompañado de una contracción de los créditos de la banca a familias y empresas en unos 10.300 millones de euros.

La tasa de morosidad de los bancos españoles subió a un 8,95 por ciento en mayo y tocó un máximo desde abril de 1994, según datos provisionales del Banco de España divulgados el miércoles que ponen de manifiesto el impacto de la crisis.

La tasa de morosidad del sistema financiero español se situó de esta manera a sólo dos décimas del máximo histórico del 9,15 por ciento registrado en febrero de 1994.

El saldo de los créditos morosos de la banca subió en mayo en 3.101 millones de euros a 155.841 millones de euros.

El incremento de la morosidad se vio acompañado de una contracción de los créditos de la banca a familias y empresas en unos 10.300 millones de euros a 1,74 billones de euros.

En los últimos 12 meses, la inversión crediticia de la banca en el sector residente (empresas y hogares) bajó en unos 69.000 millones de euros y la morosidad aumentó en 38.400 millones de euros.

Junto con la contracción de la inversión crediticia, la banca sufrió en mayo una nueva baja de los depósitos, aunque de forma más reducida que en el mes anterior.

En mayo, los depósitos de empresas y hogares (incluyendo el saldo de las cuentas corrientes) bajaron en unos 7.400 millones de euros a 1,33 billones de euros, de acuerdo con los datos publicados el miércoles.

REUTERS