Portabilidad numérica: tres casos que la impiden

Solicitar la portabilidad numérica sin ser el titular de la línea impediría que acepten tu migración a un nuevo operador.

La subgerente de Normatividad de la Gerencia de Políticas Regulatorias del Osiptel, Tatiana Piccini, indicó que existen tres casos por los que un cliente no podrá realizar un cambio de operador con portabilidad numérica: si se tiene una deuda vencida, si se tiene el servicio suspendido por mandato judicial y si no se es el titular de la línea de servicio.

“Lo primero que todo cliente debe hacer es verificar qué plan se acomoda a su conveniencia, luego debe solicitar la portabilidad y de inmediato la empresa verá si es procedente o es rechazada, en este caso solo se puede rechazar si tengo deudas vencidas o sin pagar el último recibo, si tengo el servicio suspendido por mandato judicial o por  uso prohibido y si aún no termino mi relación contractual hace más de 30 días con concesionario que quiero dejar”, expresó Piccini. 

Es importante señalar que la portabilidad numérica significa un nuevo contrato; es decir, el cliente solo se lleva su número telefónico y no las mismas condiciones contractuales de su operador anterior. 

Para elegir un contrato que se ajuste a sus conveniencias, deberá informarse sobre los planes que ofrece el operador al cual quiere migrar.