El presidente de Perú, Ollanta Humala, y su homólogo portugués, Aníbal Cavaco Silva, anunciaron hoy el fin de la doble tributación entre ambos países con el objetivo de intensificar las relaciones comerciales bilaterales.

Al término de una reunión en el palacio de Belém, residencia oficial del presidente luso, Humala señaló que la visita oficial que realiza hoy a Lisboa ahonda en la "voluntad política" peruana de
"avanzar" en una mayor integración con Portugal.

Asimismo, adelantó la firma de acuerdos entre ambos países que pretenden "optimizar" la presencia de empresas portuguesas y peruanas en los dos mercados y citó la educación como un sector a potenciar con la puesta en marcha de becas de investigación.

"Si podemos servir de puente para que otras economías lleguen al continente, lo haremos con todo gusto", resaltó Humala sobre el interés de Portugal en mejorar sus exportaciones a América Latina.

Para Cavaco Silva, la visita del presidente peruano supone "un salto al frente" en la relación entre ambos países.

Realzó el gran potencial de Perú por su situación estratégica en el continente.

Perú registró en los últimos años "tasas de crecimiento que se sitúan entre las más elevadas del mundo", recordó el jefe de Estado luso, motivo que, en su opinión, explica el "fuerte interés de los
empresarios portugueses en reforzar las relaciones comerciales y de inversión".

"América Latina es una prioridad en las relaciones externas de Portugal, y Perú en este sentido es un socio indispensable", recalcó el presidente luso, quien recordó durante su intervención que el
primer tratado comercial firmado por los dos países se remonta a 1853.

El pacto anunciado hoy para poner fin a la doble tributación permitirá suprimir una traba administrativa a los empresarios lusos y peruanos que deseen abrir líneas de negocio en cualquiera de los dos países.

Este tipo de acuerdos bilaterales permite que los rendimientos obtenidos en el extranjero por un ciudadano del otro país suscriptor del convenio sean gravados con tasas más bajas de las habituales.

Los dos dirigentes también resaltaron la importancia del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y Perú, todavía pendiente de aprobación, como un factor que facilitará el acercamiento del país andino al Viejo Continente.

El turismo fue otro de los sectores donde Humala y Cavaco Silva coincidieron en señalar que Perú presenta un gran potencial.

El mandatario peruano se declaró "impresionado" por la gestión turística de Portugal, que recibe al año 14 millones de visitantes, cifra que supera con creces su número de habitantes (10,5 millones).

"Perú tiene que aprender de Portugal sobre la gestión de servicios y puesta en valor de monumentos para el turismo.

Tenemos atractivos como el Machu Picchu o la zona de la Amazonía que queremos que ciudadanos extranjeros los conozcan", explicó.

La visita oficial de Humala, que se desarrolla durante todo el día de hoy, empezó a primera hora de la mañana con una intervención ante más de 200 empresarios portugueses en la que el presidente
peruano presentó su país como un lugar abierto a la inversión extranjera.

Después, fue hacia el Monasterio de los Jerónimos para depositar una ofrenda floral en el túmulo del insigne poeta Luís Vaz de Camoes (1524-1580) -un acto habitual entre los jefes de Estado extranjeros de visita en Portugal- y más tarde se desplazó hasta el Palacio de Belém para reunirse con Cavaco Silva.

Antes de regresar a Lima, el mandatario tiene prevista una visita al Parlamento luso y una reunión con el primer ministro, Pedro Passos Coelho, que concluirá con la suscripción de varios acuerdos
bilaterales, informaron fuentes diplomáticas.

EFE