El presidente de la Asociación de Emprendedores del Perú (ASEP) estimó que la apertura de tiendas de puerta a calle contribuiría a reducir las aglomeraciones y el comercio ambulatorio.
El presidente de la Asociación de Emprendedores del Perú (ASEP) estimó que la apertura de tiendas de puerta a calle contribuiría a reducir las aglomeraciones y el comercio ambulatorio. | Fuente: Andina

El presidente de la Asociación de Emprendedores del Perú (ASEP) solicito al Gobierno que también se permite la apertura de tiendas de puerta a calle, de la misma forma en que los grandes centros comerciales del Perú podrán funcionar desde este lunes. En diálogo con RPP Noticias, Fernando Calmell del Solar, consideró que este se debería hacer bajo el respeto a las normas de uso de mascarilla y distanciamiento social, y que incluso colaboraría a que disminuyan las posibles aglomeraciones alrededor del comercio ambulante.

“Es importante la apertura de los centros comerciales, pero me gustaría hacer una incidencia en por qué no se abren también las tiendas puerta a calle”, dijo Calmell del Solar este domingo en La Rotativa del Aire. “Solamente hay 94 centros comerciales a nivel nacional y están solamente en 15 regiones. ¿Qué pasa con las otras regiones? (…) Hay una necesidad no solo del público de comprar, sino de los emprendedores y de los microempresarios de empezar a vender su mercadería”.

Ayudaría a reducir aglomeraciones

Calmell del Solar dijo que han contactado y esperan una respuesta del Ejecutivo sobre la importancia de que estos negocios comiencen a funcionar y aseguró que los consumidores y los microempresarios “sabemos cuidarnos”. “Si tienes un solo local abierto, van a ir mil personas. Si abres mil locales, vas a tener colas diferenciadas y menos aglomeración. Cuanto más [locales] se abra[n], va a ser más fácil respetar el distanciamiento social”, estimó.

Adicionalmente, el presidente del ASEP consideró que estas aperturas podrían ayudar a que disminuya la venta ambulatoria que se ha multiplicado durante el estado de emergencia, ya que muchos comerciantes con sus locales cerrados se han visto en la necesidad de vender mercadería en la calle. “Si abres los locales de puerta a calle, los conglomerados más chicos (…) si se tuviese la oportunidad de trabajar desde local, respetando lo sanitario y el distanciamiento social, no tendrías tantos ambulantes”, declaró.