Los cambios en el ministerio no tendrían impacto en el corto plazo sobre decisiones de inversión.
Los cambios en el ministerio no tendrían impacto en el corto plazo sobre decisiones de inversión. | Fuente: Andina

Tras firmar su renuncia como ministro de Economía, luego de que el Congreso de la República decidió no renovarle su voto de confianza, tras la difusión de una supuesta presión al contralor a favor del proyecto del aeropuerto de Chinchero, Alfredo Thorne dejará el cargo con un panoráma macro económico sólido pero también con una demanda interna desacelerada.¿Qué retos se le vienen al próximo ministro?

Luis Del Carpio, director de Centrum Futuro, indicó que la salida del ministro responde a una discusión política y que actualmente las cifras macroeconómicas del Perú son estables en este momento y la expectativa se centraría en conocer el nombre del nuevo titular.

"Siempre un cambio de ministro y sobre todo de economía impacta en los inversionistas. Los inversionistas se ponen en alertas simplemente a la espera de quién va a ser el nuevo ministro y si es que va a continuar o va a cambiar políticas vinculadas al sector", dijo.

Mirar adentro. De acuerdo con un reciente análisis de la consultora Eurasia Group, el cambio de titular de economía no afectará el entorno favorable para la inversión privada. Sin embargo, el economista César Álvarez, indicó que otro es el panorama interno, donde el siguiente titular deberá mejorar la gestión de política económica.

"Si bien es ciertos los fundamentos macro económicos están sólidos, los que no están sólidos son los fundamentos micro económicos, por la gran informalidad que existe. Yo creo que entre una persona u otra no va a resolver el problema, tiene que haber una coherencia dentro de una estrategia económica del gobierno con políticas públicas bien definidas y coherentemente articuladas”, sostuvo.

Sin impacto. El propio presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde, ya había adelantado la semana pasada que la salida de Thorne no afectaría la solidez de la economía peruana y estimó que el PBI peruano crecerá a 2.8% este año, por encima del promedio de América Latina.

"La economía es bastante sólida, no creo que vaya golpear [este cambio], en este momento no se note ningún efecto. Es muy antipactico decirlo, suena como "no importa que se vaya", lo que quiere decir es que tenemos una economía muy fuerte y sí creo que el ministro Thorne es una persona decente", comentó.

Finalmente, todos los expertos indicaron que mantener e impulsar el atractivo del Perú frente a los inversores privados será el factor más importante para que la economía se dinamice en los próximos años.