Foto: Difusi

Las exportaciones de textiles y confecciones bordearían US$ 1,900 millones durante el 2011, mostrando una expansión de alrededor de 20% respecto del 2010, estimó hoy Scotiabank.

En su Reporte Semanal, la entidad financiera explica que esta evolución estaría sustentada básicamente en el alza de cerca de 17% en el precio promedio de exportación y, en menor medida, por un aumento de 3% en el volumen exportado. Dicho nivel estaría aún por debajo del récord de US$ 2,026 millones registrado en el 2008.

En relación con los volúmenes exportados, el crecimiento estaría liderado por el dinamismo de mercados de la región como Brasil, Colombia y Argentina. Asimismo, prevemos una recuperación de la demanda en Venezuela (luego de dos años de caída) y un moderado crecimiento en EE.UU. ante la lenta recuperación del consumo.

Cabe resaltar que durante el primer semestre del 2011 las exportaciones de textiles y confecciones ascendieron a US$ 869 millones, mayores en 25% respecto al mismo periodo del 2010, según cifras del BCR.

En cuanto a los riesgos, destaca el comportamiento a la baja que muestra la producción local de algodón. En ese sentido, el repunte del precio registrado durante el 2010 generó una recuperación de las áreas sembradas en la campaña 2010-2011 la cuales crecieron en 81% respecto a la campaña anterior.

Otro aspecto que genera preocupación es la posibilidad de eliminar el régimen laboral para exportaciones no tradicionales, que permite establecer contratos temporales por campaña de exportación y que ha sido uno de los factores que ha permitido el desarrollo del sector. Asimismo, el anunciado aumento del sueldo mínimo de S/.600 a S/.750 podría afectar la competitividad de las micro y pequeñas empresas de confecciones.