Difusi

La estabilidad política y social, junto al potente desempeño económico de la nación del norte -que incluso ha crecido a tasas del 10% mensual, aunque con menor intensidad en el último mes- auguran según los expertos una segunda etapa en el crecimiento de los operadores de retail chileno en nuestro país, según informa hoy el diario Financiero de Chile.

Así Cencosud, Falabella, Ripley, Parque Arauco, Mall Plaza y SMU están haciendo sus mejores jugadas. El éxito del negocio del retail es quedarse con las ubicaciones más atractivas, que en este caso parecen expandirse fuera de Lima, donde el comercio formal todavía es escaso.

De igual forma zonas como Arequipa, Libertad, Lambayeque, Ica y Piura, asoman como los lugares que están siendo más mirados, sobre todo para el desarrollo de supermercados, centros comerciales, tiendas de mejoramiento del hogar, en menor medida departamentales.

Un factor de la economía peruana que actualmente favorece al retail, y en especial al negocio de tiendas por departamento y de home improvement, es el auge de la construcción. Entre 2008 y 2009 por ejemplo, este sector se pegó un salto tremendo, al pasar de un crecimiento de 6,4% a 15,6%.

“Se están ampliando casas y comprando materiales de mayor calidad y durabilidad, lo que motiva a las empresas como Sodimac a instalarse en Perú, porque es un segmento donde falta mucha penetración todavía”, describe Claudio Sierpe, socio director de la consultora Indelsur, que antes fue ejecutivo de Ripley en Perú, tras indicar que los resultados se verán más a largo plazo porque se requiere de inversiones más elevadas, por sobre los US$ 10 millones por local.

Así las cosas, todos estos factores hacen suponer que el flujo de inversión en retail hacia Perú seguirá creciendo en el mediano plazo. Como dato a tener en cuenta, según la Dirección de Relaciones Económicas de la Cancillería (Direcon), desde 1990 hasta junio de este año sólo el retail acumula un monto de inversión de US$ 2.379 millones, siendo uno de los principales sectores de inversión hacia ese país.


Planes en marcha

La mirada de Cencosud, el holding controlado por Horst Paulmann, es decidora respecto a lo que está sucediendo en Perú. Cuentan que hoy las provincias tienen incluso índices de crecimiento superiores a los que se ve en Lima, lo que está muy impulsado por el crecimiento del sector retail en casi todas las ciudades de más de 20 mil habitantes.

Por eso, afirman que Perú junto con Brasil son los mercados objetivos en que la compañía trabaja más intensamente. De hecho, en el primer trimestre de 2012 tienen planeado comenzar a operar el último de sus negocios allí, el Banco Cencosud, y a fines de ese mismo ejercicio poner en marcha la primera tienda Paris. Con esto se viene una nueva etapa de competencia para Ripley y Falabella, que operan el formato de tiendas por departamento.

Para la compañía de la familia Calderón, Perú es un mercado tremendamente importante porque representa el 28% de sus ingresos. Sólo este año la firma concretará una inversión de US$ 140 millones para seguir potenciando su negocio que se sustenta en las tiendas y también en el retail financiero. “Tenemos un plan de crecimiento que contempla la apertura de ocho nuevas tiendas en el periodo 2011-2013“, dicen en Ripley.

Falabella, en tanto, tampoco quiere quedarse atrás. Ante los anuncios de sus contrincantes dijo hace unas semanas que utilizará unos US$ 100 millones para fortalecer presencia en todos sus formatos. En lo que resta del año la compañía tiene previsto la apertura de cinco nuevas tiendas de Tottus y Saga Falabella.

La batalla en supermercados y malls

En los últimos meses las mayores apuestas de inversión se han realizado en el segmento de los supermercados y los centros comerciales.

En el primero compiten tres players chilenos. A la cabeza está Cencosud que opera las marcas Wong y Metro. Le sigue Falabella, con Tottus. Y ahora se viene con todo el holding SMU, de Álvaro Saieh. El supermercadista, a través de su filial Mayorsa, acaba de concretar la adquisión de una cadena de supermercados que opera bajo las marcas MaxiBodegas y Don Vitto.

Esta adquisión le significaría a SMU aumentar su presencia a 20 locales en el país vecino, donde opera hace meses con once supermercados, a través de su filial Mayorsa. “La escasa penetración que tiene el canal de supermercados, tanto en Lima como en provincias, demuestra el espacio que tenemos para crecer a través de nuestra filial Mayorsa. Como grupo, estamos analizando permanentemente oportunidades de expansión en ese país, tanto a nivel orgánico como a través de adquisiciones. Definitivamente queremos crecer en Perú”, sostuvo el gerente general de SMU, Juan Pablo Vega.

En todo caso, el imperio de Horst Paulmann quiere seguir puntero en este negocio. En el rubro de supermercados, Cencosud es la cadena de mayor venta en el norte de Perú con operaciones en Barranca, Chiclayo, Trujillo, Lambayeque y Cajamarca. En el sur, están presentes en Inca y Arequipa con planes de nuevas aperturas en estas ciudades.

En cuanto a centros comerciales los últimos anuncios hablan de agresivos planes de expansión. Muestra de ello es la alianza estratégica por 10 años entre Parque Arauco y Cencosud. Se habla de aproximádamente 20 malls en diferentes puntos del país, de los cuales fuentes conocedoras de la iniciativa señalan que 16 ya tendrían el visto bueno. “Para los próximos años tenemos contemplados más de US$ 250 millones de inversiones en Perú, cifra equivalente a un 30% de nuestro pipeline”.

Los que tampoco se quedan abajo son la sociedad Aventura Plaza, -conformada por Mall Plaza, Falabella y Ripley-. Arribaron en 2007 en la región de Trujillo y a la fecha cuentan con tres malls ubicados en esa región, Lima y Arequipa. El gerente general de Aventura Plaza, Cristián Somarriva, dice que “queremos tener presencia en todo el país y no descartamos ninguna oportunidad de crecimiento. Nuestra meta es llegar a 2020 con 800 mil metros cuadrados construidos, lo que significa crecer con un mall por año”.

Cuenta que en abril de este año se iniciaron las obras del cuarto mall de la cadena en la zona de Santa Anita, en Lima. Este centro comercial requerirá de una inversión de US$68 millones y se inaugurará el primer semestre de 2012, sostiene.