Donald Trump vuelve a la carga contra su Banco Central: "mantiene el dólar alto"

El presidente de los Estados Unidos asegura que un dólar alto perjudica a los exportadores del país. Las exportaciones chinas repuntaron en medio de este contexto de guerra comercial. 

Trump acusa a la FED de mantener alto el dólar. | Fuente: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó nuevamente el jueves su descontento con la fortaleza del dólar y dijo que el nivel de las tasas de interés de la Reserva Federal está perjudicando a los manufactureros del país.

“El alto nivel de tasas de interés de la Fed, en comparación con otros países, está manteniendo alto al dólar, lo que hace más difícil las cosas a nuestros grandiosos manufactureros, como Caterpillar, Boeing, John Deere, o a nuestras automotrices & otras empresas, para competir en un campo equilibrado”, dijo Trump en una serie de tuits.

El mandatario republicano lleva meses pidiendo al presidente de la Fed, Jerome Powell, y a las autoridades monetarias de la institución que rebajen las tasas para respaldar a la economía estadounidense.

A fines de julio, la Fed recortó los tipos por vez primera desde 2008.

Exportaciones chinas

En tanto, las exportaciones de China volvieron a crecer inesperadamente en julio gracias a la mejora de la demanda mundial y a pesar de la creciente presión comercial de Estados Unidos, pero el repunte podría ser efímero a medida que Washington se prepara para imponer aún más aranceles a los productos chinos.

Analistas estiman que la significativa depreciación del yuan esta semana podría servir de poco a los exportadores chinos, que se enfrentarán el mes que viene a la imposición de aranceles adicionales por parte de Estados Unidos, a una reducción de los márgenes de beneficio y a una renqueante demanda internacional.

Las exportaciones subieron en julio un 3,3% con respecto al año anterior, el crecimiento más rápido desde marzo y por encima de la estimación más optimista de un sondeo de Reuters, según los datos aduaneros divulgados el jueves. Los analistas esperaban una caída del 2,0% tras la caída del 1,3% de junio.

Sin embargo, las importaciones siguieron mostrando debilidad al disminuir un 5,6%, poniendo de relieve una floja demanda interna a medida que la economía china se esfuerza por recuperar tracción. Con todo, la caída fue inferior al 8,3% previsto por los economistas y al 7,3% de junio.

Estos datos de comercio mejores de lo previstos animaban el jueves a las bolsas asiáticas, que sufrieron una fuerte caída a principios de semana cuando se intensificó la guerra comercial entre China y Estados Unidos y el yuan cayó a su nivel más bajo en 11 años

REUTERS

¿Qué opinas?