Frida Sofía y Alejandra Guzmán
Tras la acusación de Frida Sofía a su abuelo por abuso sexual, su madre Alejandra Guzmán no la respaldó. | Fuente: Instagram

Frida Sofía se sincera para una primera entrevista después de la acusación por abuso sexual contra su abuelo Enrique Guzmán. Aunque su abuela Silvia Pinal le ha pedido acercarse como familia para resolver esta crisis, por otro lado, su propia madre Alejandra Guzmán no le brindó su apoyo y aseguró que pone las “manos al fuego” por su progenitor.

En conversación con Lucía Méndez, para su canal de YouTube, la artista de 29 años repasó diversos temas que encierran su vida y discutió la controversia que apunta al clan Guzmán tras confesar que era abusada sexualmente por su abuelo –y posteriormente, otras parejas de Alejandra Guzmán– desde los cinco años.

“Yo creo que una madre siempre tiene que tener el corazón y la verdad. ¿Por qué nunca la he buscado? Porque nunca me fui. La pregunta aquí es, ¿por qué ella nunca me ha buscado a mí? Cuando en realidad estoy muy herida, estoy muy muy muy herida por lo que pasó del aborto, lo que pasó antes de Larry [su exnovio]”, manifestó Frida Sofía.

“Su comportamiento no coincide con sus palabras; ella va y le llora a la cámara y me dice que vuelva, pero yo no me fui de México”, describe sobre las declaraciones de la rockera mexicana. Poco después de que Frida Sofía contara la violencia sexual que sufrió desde su niñez, Alejandra Guzmán no le dio su apoyo sobre estas acusaciones y defendió a su padre Enrique Guzmán.

¿Se acercarán alguna vez Frida Sofía y Alejandra Guzmán? De momento, no se trata únicamente de ello, según asegura, sino de disculparse por todo lo malo del pasado y trabajar en una reconciliación: “No es de quién busque a quién, aquí es bajar la cabeza y pedir perdón. ¿Qué le he hecho yo a ella? No sé”.

Dos años de depresión

En esa misma entrevista, Frida Sofía sostiene que la gente no entiende cómo es vivir bajo los reflectores todo el tiempo, algo que ella nunca pudo escoger realmente. Los ataques y críticas no es algo con lo que se debería lidiar todo el tiempo, pero desde afuera, todo se ve distinto.

“Sí [me hubiera gustado nacer en otra familia], porque nunca tuve la opción de no ser parte de la farándula y no ser famosa”, admite la joven cantante y sobre las amistades que ahora cultiva añade: “Me han usado tanto que pongo ahí mis límites, dejo que se acerque, pero siempre ahí la retaguardia. Me da mucho miedo abrir las puertas y más para una amistad”.

La hija de Alejandra Guzmán vivió con depresión por dos años, en los que se descuidó como persona y se sintió completamente sola por la falta de soporte emocional. “Perdí a mi mamá, a mi hijo, la ilusión, el contacto y casi me pierdo yo”, señala. En la actualidad, está mejor y ayer 15 de abril, confirmó que inició un proceso legal contra su abuelo Enrique Guzmán.

NUESTROS PODCASTS

"Mi novela favorita": Las grandes obras de la literatura clásica con los comentarios del Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Una producción de RPP para todos los oyentes de habla hispana.

Lo extraordinario de “Rinconete y Cortadillo” es que transmite tanta generosidad y optimismo sobre la condición humana. La obra de hoy pertenece a las “Novelas ejemplares” de Miguel de Cervantes Saavedra y con ella reiremos junto a unos pequeños delincuentes, tipos pintorescos y mujeres desvergonzadas.