Game of Thrones
El actor de "Game of Thrones" criticó la masculinidad su personaje. | Fuente: HBO

Kit Harington y Rose Leslie pronto se convertirán en padres. Como se recuerda ambos se conocieron en “Game of Thrones” y, por esa razón, el actor británico se sinceró sobre su propia niñez, cuya crianza estuvo alejada de estereotipos machistas. En ese sentido, opinó sobre la masculinidad a lo largo del tiempo y cómo esta se refleja en personajes como Jon Snow.

El actor británico dio vida a Jon Snow, un joven bastardo muy taciturno y de buen actuar en la ficción televisiva de HBO. Hacia el final de “Game of Thrones”, su rol es cada vez más importante por estar en medio de las batallas, sin embargo, su actitud de guardar compostura y ocultar su vulnerabilidad no agradó del todo a Harington.

En una entrevista con The Telegraph, el intérprete de Jon Snow habló sobre cómo –históricamente– los hombres han ocultado sus emociones frente a la vista del resto, para no demostrar debilidad. En esta etapa de su carrera, prefiere no continuar con este tipo de personajes, porque el mundo no debería seguir siendo testigo de ellos.

Siento que emocionalmente los hombres tienen un problema, un bloqueo, y ese bloqueo viene de la Segunda Guerra Mundial, transmitido de abuelo a padre a hijo. No hablamos de cómo nos sentimos porque muestra debilidad, porque no es masculino. Habiendo interpretado a un hombre que estaba en silencio, que fue heroico, siento que, en el futuro, ese es un papel que ya no quiero hacer. No es un rol masculino del que el mundo necesita ver mucho más”, explicó Kit Harington.

UNA NIÑEZ FLUIDA

La manera de pensar de Kit Harington no causa sorpresa cuando revela cómo realmente fue su infancia. Según cuenta en esa misma conversación, su madre fue un modelo a seguir y siempre lo apoyó con las decisiones que tomara desde muy pequeño: le compraba muñecas o figuras de acción sin cuestionarlo.

Yo idolatraba a mi madre. La seguí por la casa. Fue por ella que quise ser actor. Solía llevarnos al teatro al menos dos veces por semana. Le pedí un Mighty Max y ella me compró un Polly Pocket. Pedí un Action Man y obtuve una muñeca, era muy fluido desde el principio. Y me crie con eso”, añadió la estrella de “Game of Thrones”.