Harvey Weinstein
Harvey Weinstein no podrá salir de Nueva York y deberá llevar un brazalete electrónico. | Fuente: Harvey Weinstein

Harvey Weinstein, el otrora todopoderoso productor de Hollywood, se entregó en la comisaría de Tribeca (Nueva York) para después declarar ante el juez Kevin McGrath, en la corte penal de Manhattan, quien decidió dejarlo en libertad tras imponerle una fianza de US$ 10 millones, un millón pagado en efectivo. 

Asimismo, sus movimientos estarán limitados ya que se le pidió entregar su pasaporte, no podrá viajar fuera de Nueva York y de Connecticut sin permiso y se le exigió llevar un brazalete electrónico. 

El Departamento de Policía de Nueva York emitió un comunicado del arresto donde explicó que Harvey Weinstein fue procesado y acusado de cuatro delitos sexuales, entre ellos violación y abuso sexual en relación con dos mujeres. Además agradeció el valor de las víctimas “que dieron un paso al frente buscando justicia". 

De acuerdo con los cargos, a la espera de que en los próximos días se conozca la acusación formal, el productor en principio está acusado de violación en primer y tercer grago; así como de obligar a cometer actos sexuales. Su abogado Benjamin Brafman indicó que su cliente se declarará "no culpable".

La fiscalía del distrito de Manhattan informó que los delitos se cometieron en el 2004 y 2013. Como es frecuente, no se facilitó la identidad de las supuestas víctimas. Sin embargo, el 2004 coincide con la denuncia hecha por la aspirante a actriz Lucia Evans, que aseguró que el productor la obligó a practicar sexo oral durante un viaje de negocios. (EFE)

 

Sepa más: