NBC

Justin Bieber se está metiendo nuevamente en problemas. Había estado rumbo a la recuperación con un épico regreso que hubiera llegado a su cúspide el 13 de noviembre con su nuevo disco, pero parece que el Biebs ha sucumbido otra vez a las presiones.

Justin se estaba presentando junto a Rae Sremmurd en Nueva Zelanda cuando un miembro del público grabó un video de él fumando marihuana y tomando de una botella de Hennessey en el escenario.

El actor reconoció lo ocurrido en Instagram donde compartió un clip de la salvaje presentación y escribió en la fotoleyenda: “No tengo tipo #borrachojustin”. No hizo referencia a la marihuana que fumó.

No es la primera vez que Justin coquetea con la marihuana. Ha sido visto fumando en varias ocasiones y, cuando fue arrestado por conducir bajo la influencia del alcohol en Miami en 2014, dijo a la policía que había usado la droga y dio positivo en los resultados toxicológicos.

Recientemente Justin reveló que se mantendría “alejado de Miami” por los problemas que tuvo allí, pero a juzgar por lo ocurrido en Nueva Zelanda, no mucho ha cambiado.

El ídolo pop ha tenido problemas con el licor antes. Publicó un video de él tomando cerveza hasta el fondo en Las Vegas hace unas semanas y alega que perdió el concurso de bebida porque “no fue a la universidad”. Su actitud sobre el alcohol ha cambiado desde que tenía 18 años cuando dijo a GQ que nunca quería enloquecer.

“Me gusta tener el control de mí mismo. He tomado una cerveza, pero nunca he perdido el control”, declaró en 2012.

El entrevistador compartió el comentario con el manager de Justin, Scooter Braun, quien agregó: “Él sabe que lo tengo en alta estima. No quiere arruinar eso”.

Al promover su nuevo disco, Justin ha hablado sobre cuán lejos ha llegado y que no quiere cometer más errores.

Dijo a Elvis Duran a finales de agosto que su época de fiesteo incesante había terminado. “Sólo quiero estar rodeado de gente que me apoya y me levanta y asegurarme de ser la mejor versión de mí mismo porque hay mucha gente en esta industria que quiere verme fracasar”, explicó.

Sin embargo, los hechos hablan más duro que las palabras.

Sepa más: