Mauricio Diez Canseco
Mauricio Diez Canseco dio a conocer a Rodrigo, de 23 años, quien es el primero de sus seis hijos. | Fuente: Instagram/Difusión

Mauricio Diez Canseco reveló un secreto que guardó por mucho tiempo: no ha visto a su hijo durante los últimos 22 años. El famoso empresario se reunió con su primogénito Rodrigo, de ahora 23 años, y lo presentó públicamente.

En plena cuarentena, Mauricio Diez Canseco sorprendió al confesar la dura verdad de haber estado separado de su hijo por cuestiones del destino. El joven Rodrigo ha hecho una carrera como modelo de alta costura, y actualmente mantiene una buena relación con su padre después de todo este tiempo.

Hace tres años se lo conté a Gisela (Valcárcel), ella guardó el gran secreto mío, en ese momento, en una entrevista, me preguntó si era feliz, y yo le dije, ‘No, me falta un hijo’, que estaba perdido en ese momento para mí”, dijo a América Hoy.

Mauricio Diez Canseco
Mauricio Diez Canseco posa junto a sus seis hijos, y en el centro superior, Rodrigo, su primogénito. | Fuente: Difusión

En esa misma línea, el famoso 'Brad Pizza' aseguró haber pedido perdón a Rodrigo, quien ahora está orgulloso de pertenecer al clan Diez Canseco. “Ya le pedí perdón a mi hijo, porque tener un hijo y no verlo 22 años es algo que lo llevaba como un puñal clavado...Ahora soy muy feliz, y ya estoy completo, Rodrigo me perdonó”, agregó.

UNA REUNIÓN DESPUÉS DE 22 AÑOS

Rodrigo Diez Canseco se animó a hablar sobre la relación que viene construyendo con su padre Mauricio. “Como cualquier encuentro, al comienzo fue difícil, era algo nuevo para ambos, pero hemos armado una bonita relación, puedo decirle papá... Nos ayudó a mucho a ambos dejar atrás el pasado”, expresó a América Hoy.

Desde Cuba, sin poder regresar por la pandemia de COVID-19, Mauricio Diez Canseco contó cómo pudo volver a contactarse con su primer hijo. Según cuenta, ambos quedaron en verse en una cena, y así el famoso empresario pudo conocer al niño que había buscado los últimos 22 años.

“Me reuní con la mamá, ella me perdonó y me dijo, ‘Mauricio, vas a entrar a un proceso’”, confesó Diez Canseco. “Entonces, lo llamé y coordinamos una cena, y ese día me impresionó, era un chico de buen corazón, noble, humilde, él es muy estudioso”, añadió sobre el nuevo miembro del clan Diez Canseco.

PAPÁ ORGULLOSO

El empresario también contó sentirse orgulloso de Camila, su única hija mujer, quien actualmente supervisa los negocios familiares, especialmente abocada al lanzamiento de los súper Market Rústica, que inaugura este 1 de julio su segundo local en San Juan de Lurigancho.

Además, vigila los locales de Rústica Restaurante Delivery, con la intención de reflotar la empresa familiar y no dejar desamparados a cientos de trabajadores.

"Camila, son ciento diez días que no te veo, sabes que siempre estamos en contacto, no me cansaré de decirte que te amo más que a mi vida misma, a ti y a tus hermanos".

Por su parte, Camila comentó: "Estaba acostumbrada a verlo todos los fines de semana, tenemos noches de padre e hija, estar lejos de él es terrible. Él como padre es increíble, comparte mis sueños, siempre está para mí", dijo para el programa “América Hoy” .