Copa Libertadores
Talleres recibe a Vélez por la vuelta de los cuartos de final de Libertadores. | Fuente: Difusión

Este miércoles, a partir de las 7:30 pm. (hora peruana), Talleres recibe a Vélez en el partido de vuelta por cuartos de final de la Copa Libertadores. El local deberá remontar el 3-2 de la ida, a favor del equipo de Sarsfield. Pero no todo tiene que ver con lo que sucede dentro del campo. En la previa de este encuentro se vivió un conmevedor hecho, protagonizado por Diego Valoyes, futbolista de la 'T'. 

El delantero de 25 años se hizo viral luego de publicar en su cuenta de Twitter que estaba buscando a una hincha del equipo en el que juega, pues no llegó a obtener entrada para el partido internacional. La particularidad estaba en que la fanática tiene 81 años y, pese a usar oxígeno, es una fiel acompañante en las tribunas. 

"¿Es cierto lo de la señora hincha de Talleres que va a la cancha con el oxígeno? ¿Se quedó sin entrada? ¿Me pueden ayudar a contactarla, por favor?", publicó el colombiano el martes por la tarde. Rápidamente, el tuit se hizo viral y el futbolista pudo contactar a familiares de la señora, a quienes les hizo llegar boletos.

"Ya se pudo contactar con la señora Elvira y mañana (miércoles) nos estará acompañando en la cancha. ¡Muchas gracias a todos! Y... dale, papi, que esto sigue!", escribió un par de horas después en la misma red social. 

 

 

Caso se volvió viral

En Argentina, la noticia se viralizó rápidamente. Incluso, muchos medios de comunicación lograron ubicar a la protagonista de la historia, quien vive en el barrio Villa el Libertador, de Córdoba.

Elvira Reyna tiene 81 años y padece de fibrosis quística, por lo que debe andar con una mochila de oxígeno. Sin embargo, ello no es impedimento para estar siempre presente en el Mario Kempes.

"Yo tengo muchos nietos y les dije que quería ir a la cancha. Me decían que no había entradas. Los llamaba para ver si había novedades. Mi nieta me avisó lo de Valoyes. No sabes la alegría que tengo", dijo a El Doce.

Mi papá era hincha y me llevaba con mis hermanos. Para mí, Talleres es lo más grande. Mis hijos me dicen: 'Mami, algún día se le va a perder esa mochila'. A mí no me manda nadie y voy igual a la cancha", agregó.