Universitario y Sporting Cristal fueron goleados en sus amistosos internacionales. | Fuente: Andina

No nos engañemos. El fútbol peruano no cambió radicalmente tras la clasificación de la Selección Peruana a Rusia 2018, un hecho que hoy parece aislado de nuestra realidad. El equipo de Ricardo Gareca supo competir ante rivales de mayor categoría, respetando una idea de juego y potenciando a jugadores que no militan en ligas top de Europa. Todo eso no se ha podido replicar a nivel de clubes y menores.

La percepción del hincha era que lo hecho por la 'Blanquirroja' iba a potenciar el fútbol peruano. Nada más ajeno a la realidad. Ni siquiera la Selección Peruana Sub 20 pudo mantener la idea de juego de la mayor y acabó eliminado en primera ronda del Sudamericano. Encajó tres derrotas y apenas sumó un triunfo.

La expectativa que generó un plantel interesante y un proyecto sostenido de Daniel Ahmed se diluyó en cada partido disputado, salvo algunos pasajes de buen juego ante Ecuador y Argentina. Perú sigue sin competir a nivel de menores, aunque Ricardo Gareca rescató lo hecho por algunos jugadores y lo que en el futuro pueden aportarle a la 'Blanquirroja'.

A nivel de clubes todo parece -desafortunadamente- igual. Equipos que llaman la atención por el fútbol que despliegan a nivel local, pero cuando toca la competencia internacional se deja en evidencia la falta de intensidad, las falencias defensivas y la poca respuesta de las individualidades que en el torneo domestico sí destacan.

Universitario y Sporting Cristal fueron goleados en sus amistosos internacionales. Real Garcilaso fue despachado de la Copa Libertadores por La Guaira de Venezuela. Solo Alianza Lima dejó una buena impresión en sus duelos ante Barcelona SC. En el caso de los cerveceros, su plantel sufrió bajas sensibles que pueden mermar las expectativas en el torneo continental.

"Los clubes peruanos van a competir con una diferencia enorme con respecto a los de otros países. Allá son campeones y para jugar la Copa Libertadores se refuerzan, con los equipos de acá es totalmente al revés. Se refuerzan para campeonar de manera local y luego se desarman. Los técnicos no pueden trabajar", declaró hace algún tiempo Ricardo Gareca. Y la realidad le sigue dando la razón.

Hay esfuerzos de la FPF y algunos clubes por intentar mejorar y dar un salto de calidad, uno que de verdad permita al futbol peruano en su conjunto ser más competitivo a nivel de Sudamérica. Como diría César Vallejo: "Hay, hermanos, muchísimo que hacer".

¿Qué opinas?