Takefusa Kubo ha disputado trece partidos con el Mallorca en lo que va de la temporada. | Fuente: AFP

Takefusa Kubo iba a tener uno de sus retos más duro con el Mallorca en la fecha 16 de la Liga Santander: visitar al Barcelona en el Camp Nou. El volante japonés, hoy perteneciendo al Real Madrid, volvió a pisar el recinto del club al que alguna vez perteneció y un grupo de hinchas lo recibió con silbidos.

Al término del partido, que acabó 5-2 a favor del Barcelona, Takefusa Kubo fue consultado sobre estos gestos de los hinchas y aseguró que todos ellos tienen la potestad de hacerlo. Incluso, el asiático reveló que también había un sector de fanáticos que le estaban aplaudiendo pese a ser un oponente.

"Yo tomé mi decisión y ellos tienen derecho a pitarme, hasta creo que me lo merezco. Sin embargo, también había gente que me aplaudía  eso me dio ánimos. No me da pena, ya que es una forma que tienen de verme como un rival, no como un chico de 18 años que juega al fútbol un poco bien. En cuanto al partido, por suerte disputé los 90 minutos e hice todo lo que pude, pero no fue suficiente para sumar puntos", dijo a Movistar.

Takefusa Kubo fichó por el Barcelona en el 2011 y permaneció cuatros años allí antes de volver a Japón ante una inhabilitación que tenía para jugar por un incumplimiento de parte del club en su fichaje. Tras cuatro temporadas en su país, el mediocampista volvió al fútbol español pero para fichar por el clásico rival: Real Madrid.

¿Qué opinas?