El belga Romelu Lukaku se encuentra en Milán. | Fuente: AFP

La cuarentena en Italia ha dejado millones de personas en sus hogares para evitar el contagio de la pandemia de coronavirus, que ya dejó miles de muertos en territorio italiano. Uno de ellos es el delantero belga de Inter de Milán, Romelu Lukaku.

Lukaku se quedó en Milán y tras varios días en confinamiento en su casa, admitió que la está pasando mal al estar alejado de su familia, en especial de su hijo.

"Casi me volví loco ayer. No puedo salir, no puedo entrenar. Me siento encerrado y ya llevo nueve días. Extraño la vida normal. Estar con mi madre y con mi hijo. Con mi hermano. Pienso en todos y es triste. No puedes tener contacto con las personas que amas", señaló.

"Tengo que tener cuidado. Mi madre tiene diabetes así que no puedo ir y abrazarla. Ella ya no sale. Mi hermano y yo se lo dijimos de inmediato. Ni pensarlo. Sale al jardín y por la noche, después de anochecer, toma un poco el aire pero nada más", agregó el goleador del Inter en conversación con Ian Wright, exjugador del Arsenal.

¿Qué opinas?