Desde el 2008, una de las cosas que menos le ha faltado al Manchester City es dinero. A raíz de la compra del club por un grupo inversor árabe, la entidad 'citizen' se convirtió desde ese entonces en uno de los equipos de fútbol con más plata del mundo y en ello se ha visto reflejado las constantes mejoras en su infraestructura y los millonarios fichajes tanto en el puesto de entrenador como en los futbolistas.

Sin embargo, cuando se tiene mucho dinero difícilmente todas las compras que hagas van a ser buenas. Y de este caso no se libró el Manchester City. A pesar de haber invertido una fuerte cantidad de plata en jugadores que hoy le rinden de buena manera como Leroy Sané y Kevin de Bruyne, han tenido más de una contratación con la que no han tenido la misma suerte. Elementos que en algún momento eran vistos como la solución a los problemas del elenco británico terminaban siendo un inconveniente más, pues su poca producción más el alto sueldo que cobraban hacían que terminaran siendo un dolor de cabeza.

Por eso, RPP Noticias te muestra quiénes han sido las principales decepciones de la institución de Manchester desde su adquisición de una capacidad económica importante en 2008, donde destacan el brasileño Robinho y el chileno Claudio Bravo.