AFP

La selección de Brasil recibió una visita muy especial durante un entrenamiento en su concentración en la Granja Comary de Río de Janeiro.

El flamante defensor del PSG, David Luiz terminó muy emocionado luego de compartir un grato momento con un niño discapacitado que llegó a ver las prácticas de sus ídolos.

El pequeño se acercó al terreno de juego y se bajó de su silla de ruedas para comenzar a dar toques con un balón ante la mirada del zaguero brasileño.