EFE

El ariete uruguayo Diego Forlán está "disfrutando" de su nuevo "desafío" como estrella del Cerezo Osaka japonés mientras tiene la mirada puesta en el Mundial, donde afirma que Uruguay será "un rival duro de enfrentar" incluso para grandes favoritos como Brasil o España.

"Somos un país de sólo 3 millones de habitantes, pero si nos enfrentamos a otros pensando que somos inferiores, no tendríamos la historia o los títulos que tiene Uruguay", destaca el artillero, quien añade que en los choques de octavos o cuartos "puede pasar de todo".

Y en el caso de volver a enfrentarse a Brasil en un partido decisivo, descarta que el recuerdo del "Maracanazo" pueda tener algún efecto ya que sucedió hace "muchos años".

"El pueblo uruguayo lo disfrutó y estamos orgullos de esa gesta heroica. Pero si nos enfrentamos con Brasil, sea final, semis, cuartos u octavos, no va a estar recordándose eso. Para los jugadores será otro partido", señala.

En cuanto al papel que desempeñará con la selección, Forlán considera que "dependerá del técnico", y afirma que él se centrará en "estar bien físicamente y futbolísticamente" para "ponerse a la orden" del "maestro" Oscar Washington Tabárez.

EFE