AFP

Álvaro "Palito" Pereira dio el empate a un Uruguay que fue a más en un partido intenso (1-1) ante una Austria valiente en la propuesta pero inocente en la conclusión.

Los dos equipos apostaban por un fútbol directo y vertical. Zlatko Junuzovic trató de filtrar un pase de taco y, después de varios rebotes entre los defensas celestes, el balón le cayó franco a Marc Janko que soltó un latigazo ante el que Muslera nada pudo hacer.

Una gran falta directa de David Alaba la logró desviar lo suficiente Muslera como para que diese en el larguero. Pudo ser el 2-0 en el minuto 18. Poco después Luis Suarez dio la réplica con un disparo estratosférico de falta que golpeo en el travesaño y que pareció despertar a Uruguay.

La "Celeste" apretó en la segunda parte, y el gol llegó, porque Uruguay necesita poco fútbol para disputar los encuentros gracias a su calidad. Los cambios además reforzaron la medular ‘Celeste’, especialmente por la consistencia que dieron Gastón Ramírez y Nicolás Lodeiro.

Luis Suarez contó con un claro mano a mano que Heinz Lindner logró despejar. Tras el córner llegó una confusión de remates y Álvaro "Palito" Pereira aprovechó para fusilar la meta austríaca en el 66.

EFE