El alcalde distrital de San Juan de Lurigancho, Carlos Burgos, mencionó que el ministerio de Salud y hasta la municipalidad metropolitana de Lima tienen responsabilidad en la tragedia ocurrida en el centro de rehabilitación "Cristo es Amor" el último sábado, en donde murieron 27 personas.

Fue durante su exposición ante la comisión de Salud y Población del Congreso. "Todos quieren lavarse las manos", reconoció la autoridad edil, según informó el reportero de RPP Noticias.

Dijo que el ministerio de Salud es el ente rector que autoriza la operación de este tipo de comunidades terapéuticas.

También aseveró que conforme al artículo 80° de la Ley de Municipalidades la comuna metropolitana tiene responsabilidad en el funcionamiento de estos llamados centros de rehabilitación, muchos de ellos manejados por personas rehabilitadas de su adicción.

Respecto a la labor de su municipio frente a los hechos, el alcalde Burgos informó que "Cristo es Amor" no tiene licencia municipal y -según dijo- fue clausurado una sola vez por disposición de esta Comuna.

Asimismo, manifestó que 23 centros de rehabilitación funcionan de manera clandestina, es decir sin autorización de las autoridades.  Solamente siete lo hacen de forma regular, agregó.

Parlamentarios de diferentes bancadas calificaron su postura de "soberbia" y criticaron por no haberse solidarizado con las víctimas del lamentable incendio en su distrito.

Ante el referido grupo parlamentario también se presentó el ministro Alberto Tejada, quien ha responsabilizado de los sucesos a la municipalidad de SJL por no informar de esta clausura a los órganos competentes y así hacer valer el principio de autoridad.