Captura YouTube

Un grupo de arqueólogos encontraron en Jerusalén los vestigios de un palacio donde presuntamente Poncio Pilatos juzgó a Jesús.

Durante 15 años un grupo de arqueólogos encabezados por Amit Re’em realizó excavaciones en un palacio en la zona oeste del centro histórico de Jerusalén donde, según se cree, pudo haber sido sometido a juicio y condenado a muerte Jesús, informa el diario "The Washington Post".

Las excavaciones empezaron con motivo de ampliar el museo de la Torre de David, sin embargo, los arqueólogos dieron con edificio viejo abandonado junto al museo de la ciudad vieja de Jerusalén. Se trata de una cárcel que existía tanto en la época del imperio Otomano, como durante la gobernación británica. No obstante, las excavaciones arqueológicas revelaron que, en realidad, el sitio es mucho más antiguo.

Según los historiadores, Jesús pudo haber sido juzgado en un palacio construido por Herodes  y que este palacio se encontraba donde hasta hora esta la prisión en el oeste de Jerusalén, lugar donde se ubica el señalado museo.

Sin embargo, la cuestión sobre dónde tuvo lugar el tribunal sigue sin encontrar respuesta entre arqueólogos, historiadores y clérigos, debido a que interpretan de maneras distintas los hechos descritos en los textos religiosos.