Por más de 16 horas se prolongó la audiencia al suspendido titular de la región Áncash, Cesar Álvarez, y otros implicados en el asesinato del exconsejero regional Ezequiel Nolasco.

La diligencia se llevó a cabo en el Segundo Juzgado Penal Nacional, a cargo de Walter Sánchez, quien  determinó que el expresidente afronte bajo prisión preventiva, por un espacio de 36 meses, la investigación.

Walter Sánchez, refirió que Álvarez “se aprovechó” de su condición de presidente regional para iniciar actividades destinadas a realizar cobros o diezmos por licitaciones y para eliminar, a través de esta organización, a sus opositores.

Álvarez fue derivado a la carceleta del Poder Judicial y en este lunes será trasladado a un penal de máxima seguridad.

La medida también alcanza además a otras siete personas por haber cometido el presunto delito de asociación ilícita para delinquir y homicidio calificado en agravio de Nolasco.

Ellos son: Luis Humberto Arroyo Rojas, Juan Manuel Garay Obregón, Jhonny Rómulo Saavedra Acosta, Cristhian Joel Cruzate Pereda, Víctor Julio López Padilla, Modesto Mondragón Becerra y Rubén William Moreno Olivo.