La Policía de Oklahoma, en EEUU, detuvo a un estudiante, identificado como Sammie Eaglebear Chávez, quien planeaba realizar una matanza en un colegio del citado estado.

La detención de este joven se dio ayer, horas después de la masacre perpetrada en Connecticut, en la que murieron 27 personas, veinte de ellas niños.

Los investigadores refiere que el menor tenía un pistola Colt .45 y había realizado búsquedas por Internet para obtener explosivos, refirió el Daily News.

El joven pensaba juntar a los alumnos de su colegio en el auditorio y, luego, detonar los explosivos.