Foto referencial

Al menos 20 personas perdieron la vida hoy en un atentado con coche bomba en la zona de Sardauna Cresent, en el estado de Kaduna, en el norte de Nigeria.

El comisario de Policía de Kaduna, Mohammed Gingiri Abubakar, confirmó a los periodistas el atentado, perpetrado por dos supuestos terroristas suicidas que viajaban en un turismo.

La explosión, que se produjo en torno a las 9.30 GMT en una zona comercial e intercambiador de transportes, afectó sobre todo a los conductores de moto-taxis estacionados en la zona.

"Puedo ver cerca de 20 moto-taxis cómo arden, retorcidos por la explosión, y estoy convencido de que sus dueños no han logrado sobrevivir al impacto. Los servicios de emergencias están recogiendo restos humanos en la inmediaciones", afirmó un periodista local contactado por Efe en la escena.

Pese a que el comisario de Policía no dio más detalles del atentado, un responsable de la Cruz Roja, que pidió no ser nombrado, explicó que numerosas personas han sido evacuadas a hospitales de la ciudad.

"Solo en un hospital de la ciudad han ingresado cinco muertos. Estamos contactando con el resto de centros para obtener una cifra total", afirmó.

Aún se desconoce la autoría del atentado, aunque EEUU y el Reunio Unido alertaron esta semana de que la secta islamista Boko Haram, responsable de los atentados de Navidad de 2011, que causaron al menos 40 muertos, planeaban ataques contra comunidades cristianas durante la Semana Santa.

La iglesia más cercana al lugar de la explosión, no obstante, está a unos 500 metros de la explosión.

"Es posible que los terroristas detonaran la bomba antes de tiempo, en tránsito hacia las iglesias cercanas, la Iglesia Evangélica de África Occidental y la Iglesia de las Asambleas de Dios", explicó un periodista local contactado por Efe.

La ciudad de Kaduna, que está divida entre musulmanes y cristianos, celebra hoy servicio religioso del Domingo de Resurrección.

Boko Haram lucha por instaurar la ley islámica ("sharia") en el norte de Nigeria, de mayoría musulmana, mientras que el sur del país es predominantemente cristiano.

Con unos 150 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.

EFE