Foto: Referencial

La división del Ejército de Liberación Popular en la provincia china de Sichuan entrenará 10.000 palomas mensajeras para garantizar la comunicaciones en caso de guerra o catástrofe natural, informó hoy el diario "South China Morning Post".

Según el diario, podría tratarse del "escuadrón" más grande del mundo, y en tiempos de paz será utilizado para acceder a zonas remotas.

La elección de Sichuan no es casual, ya que la zona sufrió en 2008 uno de los peores terremotos de la última década, con más de 90.000 muertos y desaparecidos, y las comunicaciones entonces quedaron cortadas en muchas zonas.

Provincias vecinas, como Guizhou, Yunnan o la región del Tíbet, tendrán estaciones que también podrán recibir mensajes de estas palomas.

El primer grupo de estas aves para usos militares en China nació en 1950 en Yunnan (suroeste, provincia fronteriza con Laos y Birmania), para enviar mensajes a los vecinos países del sureste de Asia, aunque en aquella ocasión las palomas procedían de Polonia y la Unión Soviética.

Desde entonces, la capital provincial de Yunnan, Kunming, es el principal centro dedicado a la colombofilia militar, y allí se han entrenado más de 50.000 de estas aves para usos castrenses.

Las palomas mensajeras, recuerda "South China Morning Post", fueron utilizadas en las dos guerras mundiales del siglo XX, y en la I Guerra Mundial, concretamente, se calcula que un 95 por ciento de los mensajes que portaron llegaron con éxito a su destino.

 

EFE