Detectan mayor consumo de marihuana que de tabaco en jóvenes de EE.UU.

Encuesta del Instituto Nacional de Drogas revela que el 21,4% de los estudiantes de entre 17 y 18 años fuma marihuana, mientras que el 19,2% es adicto al tabaco.
Foto: Internet (Referencial)

El consumo de marihuana aumentó el pasado año entre los adolescentes estadounidenses, hasta el punto que entre los estudiantes del último año de secundaria supera incluso al consumo de tabaco.

El informe anual del Instituto Nacional de Abuso de Drogas (NIDA) sobre consumo de drogas publicado hoy revela que entre los estudiantes de entre 17 y 18 años, el 21,4 por ciento fuma marihuana, pero solo el 19,2 por ciento es adicto al tabaco.

En general, dijo hoy la doctora Nora Volkow, directora de NIDA, se ha registrado un incremento del 10 por ciento del consumo de marihuana en todos los adolescentes, incremento que es más acusado entre los más jóvenes.

El Institute for Social Research de la Universidad de Michigan realiza anualmente este estudio para NIDA, que consiste en una encuesta anónima a más de 46.000 estudiantes de octavo grado (13-14 años), décimo grado (15-16 años) y doceavo grado (17-18 años).

La encuesta revela que entre los estudiantes del octavo grado (13-14 años) el consumo de marihuana ha aumentado al 16 por ciento, desde el 14,5 por ciento del año precedente.

El 6,1 por ciento de los estudiantes de doceavo grado reconoció que consumía marihuana de forma regular, frente al 5,9 por ciento del año anterior.

En cuanto a los de décimo grado, el 3,3 por ciento dijo que consumía marihuana, respecto al 2,8 por ciento de 2009, y el 1,2 por ciento de los de octavo grado, frente al 1 por ciento del año precedente.

Algo que la doctora consideró "muy problemático" porque "son los más vulnerables", ya que a esas edades continúa su desarrollo cerebral y puede afectar a su capacidad de aprendizaje.

Los expertos temían que este aumento se produjera debido a la atención que ha generado este año el debate sobre la legalización de la marihuana en estados como California, que no salió adelante.

El director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca, Gil Kerlikowske, que participó en la presentación, señaló que estos datos son "preocupantes".

Kerlikowske consideró que las propuestas para legalizar la marihuana han enviado un mensaje "incorrecto" a los jóvenes y advirtió del daño que hace a los jóvenes que se divulgue el mensaje de que ésta es una "medicina".

El segundo grupo de drogas de uso más frecuente entre los jóvenes después de la marihuana es el de los medicamentos psicoterapéuticos, que ha aumentado en los últimos 7 años.

En particular hizo referencia a los medicamentos que se usan para el dolor, que contienen opiáceos, como el Vicodine y el Hydrocodone; así como los que se utilizan para tratar los trastornos de ansiedad y el sueño como las benzodiazepinas.

El consumo de otras drogas como la cocaína y la heroína se ha estabilizados y continúa en niveles "bastantes bajos", de un 3 y de un 1 por ciento, respectivamente, mientras que el consumo de alcohol bajó y el de tabaco, tras varios años de descenso, se estabilizó.

La cifra de jóvenes que dijo tomar cinco copas o más durante las últimas dos semanas bajó del 25,2 por ciento del pasado año al 23,2 por ciento, una cifra muy inferior al 31,5 por ciento registrado en 1998.

EFE