¿El quechua es o no es una lengua discriminada?

Según un estudio realizado por el Centro Guamán Poma de Ayala se sabe que de mil personas por lo menos 120 fueron discriminadas por causa de su idioma en la región.
Jaime N

El Ministerio de Educación informó a través de la Dirección General de Educación Intercultural Bilingüe y Rural que en el Perú existen 47 lenguas originarias de las cuales 20 tiene  alfabetos.  Una de éstas  es el quechua,  la lengua materna del Cusco o runa simi (idioma del hombre).

Según informe del presidente de la Academia Mayor de la Lengua Quechua, Fernando Hermoza Gutiérrez, se sabe que a la fecha en la provincia sólo el 45% de la población, dialoga en quechua, vale decir  intercambia ideas, se comunica; el 95 % sabe el quechua,  (entiende),  pero no habla, y sólo el 15% escribe en quechua.

Para el representante de ésta institución, relativamente son alentadoras estas cifras, pero, no se conforma, ya que señala que la mayor parte de la población, es campesina y rural y necesita comunicarse en quechua para ser atendida de manera adecuada, y  no como sucede actualmente donde muchos niños en sus clases reciben clases en castellano, o algunas madre enfermas, no logran ser comprendidas, cuando van a una posta de salud por una dolencia, por desconocimiento.

Cabe señalar que  la lengua quechua  consta de 24 consonantes, 5 vocales, 2 semivocales y un apóstrofe, según la ordenanza de la Ley 25260 de la Academia Mayor de la Lengua Quechua emitida el 3 de agosto de 1997, mediante la resolución presidencial 015-75-P.

La Academia Mayor de la Lengua Quechua  con sede en Cusco, fue creada el 31 de diciembre de 1958 con la Ley Nro. 13059, durante el Gobierno del presidente Manuel Prado. El 27 de Mayo de 1975 con la Ley 21156 , fue oficializado al mismo nivel que el castellano por el general Juan Velasco Alvarado.

DISCRIMINACION:

“ Pese al gran número de quechuahablantes y apellidos quechuas que hay en nuestra región, el quechua ha sido y sigue siendo uno de los marcadores de identidad más discriminados, particularmente en la esfera pública. Esta discriminación está íntimamente ligada al racismo contra las poblaciones andinas”, así se da cuenta en el libro denominado “Racismo, discriminación y exclusión en el Cusco, publicado por el Centro Guamán  Poma de Ayala.

Uno sigue leyenda el libro  que cuenta con más de 156 páginas y encuentra  los siguiente párrafos,  además: “En la ciudad del Cusco la proporción de la población cuya lengua materna es el quechua (63%) es altamente superior a la que tiene el castellano u otros idiomas nacionales o extranjeros .

En el resto de provincias, y especialmente en el sector rural, está proporción es mucho más elevada. Sin embargo, el quechua es discriminado y excluido en la vida “oficial”, vale decir en las  escuelas, colegios, hospitales, delegaciones policiales, sistema judicial, bancos y un largo etcétera de instituciones que brindan servicios públicos (…)”.

“Preguntada la gente sobre si sabe quechua o no, muchos dicen que no lo saben o que lo saben muy poco, expresando vergüenza o temor a ser discriminados por este motivo”.

“Es que si hablasquechua en público te dicen cholo”, señala un niño de once años de un colegio de Cusco. Esto ocurre incluso con las personas recién llegadas del campo a la ciudad: si se les pregunta si saben quechua o se les dirige alguna palabra en este idioma, pueden callar, negarlo o responder con el castellano limitado que manejan. El temor a sufrir la discriminación late detrás de esa negación”.

“Otro ejemplo de dicha discriminación ocurre cuando el campesino quechuahablante que habla el castellano con acento es ridiculizado, menospreciado o, en el mejor de los casos, observado con lástima. Es distinto cuando un extranjero habla un castellano limitado y con acento inglés, francés o de otro idioma del exterior: a todos parece natural que se exprese de ese modo, dado que el castellano no es su idioma nativo, nadie se burlaría de forma despectiva; más bien, lo que llamaría la atención sería que hablara el castellano con perfecto acento y corrección”.

“Frente a este contexto agresivo contra el quechua, muchos quechuahablantes aplican estrategias evasivas para no ser discriminados por esta causa.

A pesar de todo eso, en el Cusco el quechua sigue prevaleciendo de manera amplia y manifiesta: sigue siendo utilizado en la intimidad de muchos hogares y en lugares donde los quechuahablantes no se sienten tratados como una minoría, como pueden ser los mercados de las ciudades, los autobuses rurales y los pueblos andinos”.  Y usted amigo lector, que opina al respecto.

Lea más noticias de la región Cusco

Por. Adelayda Letona García