El embajador de Siria en Madrid, Hussam Edin Aala, comunicó al Ministerio de Asuntos Exteriores su salida hoy de España tras ser expulsado junto con cuatro miembros de la misión diplomática por la "inaceptable" represión del régimen de Bachar al Asad, informaron a Efe fuentes de este departamento.

Edin Aala apuró el plazo de 72 horas que Exteriores le dio el pasado martes, cuando fue convocado en la sede de Exteriores para comunicarle la decisión de la expulsión.

El Gobierno español adoptó esta medida de forma coordinada con otros países europeos, como Francia, Alemania e Italia, tras la matanza cometida hace una semana en la ciudad siria de Al Haula, en la región central de Homs, en la que murió más de un centenar de personas, de las que la mitad eran niños.

El subsecretario de Exteriores, Rafael Mendívil, y el director general para el Magreb, África, Mediterráneo y Oriente Medio, Ignacio Ybáñez, fueron los encargados de notificar la expulsión al embajador y declararle "persona non grata".

La oficina diplomática siria quedará a cargo de un diplomático que se ocupará de los asuntos consulares para que preste asistencia a los ciudadanos sirios residentes en España.

España sigue sin embajador en Damasco desde que el titular de este cargo, Julio Albi, fue llamado a consultas el pasado 7 de febrero.

Un mes más tarde, Exteriores suspendió la actividad de su misión diplomática en la capital siria, así como del Instituto Cervantes.

EFE