Guzmán Espinoza, proveedor de los buses de una de las rutas del Corredor Verde. | Fuente: RPP Noticias

El empresario Guzmán Espinoza, proveedor de los buses de una de las rutas del Corredor Verde de Lima, negó tener vínculos con el narcotráfico, como denuncia el Ministerio Público. El gerente general de GEA Motors sostuvo que no conoce a Víctor Rivera Muñoz, alias 'Jarachupa', presunto cabecilla de una organización del narcotráfico.

"Nunca tuve ningún vínculo. No lo conozco, ni siquiera hice alguna transacción. No sé de dónde hace esta investigación que me perjudica en mi negocio", señaló el empresario en entrevista con RPP Noticias.

La esposa de Guzmán Espinoza, Mirtha Muñoz Carbajal, es prima de Víctor Rivera Muñoz, alias 'Jarachupa', quien dirigía un presunto clan del narcotráfico. Pese a esto, el empresario intentó minimizar este vínculo asegurando que se trata de "un apellido tercero". 

"No tengo que ver nada por el tema del apellido. Yo soy un empresario, mi empresa ha sido creada en el 2004 y se ha trabajado siempre con el capital propio, con los créditos del banco y actualmente con crédito internacional", dijo.

El empresario aseguró que luego de que se les abriera una investigación por lavado de activos en el 2009, presentaron a las autoridades información sobre el origen del dinero utilizado por su empresa. "Hasta el día de hoy no nos han encontrado absolutamente nada", señaló. Incluso, denunció que durante un allanamiento a una propiedad suya la Policía colocó un documento en su refrigeradora para vincularlo con otros narcotraficantes.

Espinoza insistió en que el origen del dinero de su empresa "son préstamos bancarios", los cuales fueron obtenidos, según dijo, con el aval de sus propiedades en Chaclacayo, San Juan de Lurigancho. Agregó que el capital propio que le permitió adquirir estos bienes fue conseguido con negocios que realizó tras hipotecar la casa de su suegra en Villa El Salvador.

¿Qué opinas?