El ciudadano chino fue acusado de comercializar carne de perro en su chifa, el pasado 18 de enero.
El ciudadano chino Liu Xinhuan fue acusado de comercializar carne de perro en su chifa, el pasado 18 de enero. | Fuente: Facebook / Edwin De La Cruz Ponce

Un análisis toxicológico elaborado por la Policía Nacional confirmó que la carne decomisada al ciudadano chino Liu Xinhuan no era de perro tal como se supuso en un inicio. Esta fue encontrada, a mediados de enero, en la parte trasera de su carro junto a un can que estaba en una bolsa.  

“La muestra analizada N° 041 M-1 presenta características compatibles con huesos de carne de res”, dice la conclusión del dictamen pericial forense. Además, una segunda muestra arroja el mismo resultado.

Rumores no confirmados

El 18 de enero, Xinhuan fue acusado por un grupo de vecinos de Independencia de vender carne de perro en su chifa, luego de que encontraran, dentro de su maletera, a un can envuelto en una bolsa. También se halló cajas que contenían carne, esto provocó que se infiera que eran perros sacrificados.

El abogado del empresario chino, Edwin de la Cruz, explicó a través de su Facebook que la fiscal Luzmila Aguilar tomó la manifestación de una señora de nombre Aymé en la ciudad de Tarma, quien sería la que le vendió la carne al chino. Además, explicó que ella le regaló una mascota, que sería la que se encontró en la maletera. 

Sepa más: