Guatemala: Niños pintan de negro el cielo para exigir fin de violencia

Vestidos de negro y con pancartas en las que exigían respeto a sus derechos y el cese a la violencia, los infantes soltaron los globos negros frente al Palacio Nacional de la Cultura.

Cientos de niños guatemaltecos ‘pintaron’  de negro el cielo del centro histórico de la capital, al lanzar globos de ese color en señal de luto, por los 286 infantes que han sido asesinados en el país en lo que va de 2012.

Los niños, estudiantes de colegios y escuelas de educación primaria, acompañados de activistas y líderes de organizaciones que trabajan en favor de la niñez guatemalteca, conmemoraron de esa forma el Día del Niño, el cual se celebra en este país centroamericano el 1 de octubre.

Vestidos de negro y con pancartas en las que exigían ‘un mundo mejor’, respeto a sus derechos, y cese a la violencia, los infantes soltaron los globos negros en la plaza de la Constitución, frente al Palacio Nacional de la Cultura, el cual rodearon con una manta negra.

Claudia Hernández, subdirectora de la Fundación Sobrevivientes, una de las organizadoras de la actividad, dijo a los periodistas que los globos negros "simbolizan a los 286 niños que han muerto de forma violenta en lo que va de 2012" en Guatemala.

Los menores también visitaron las sedes del Parlamento y de la Corte Suprema de Justicia, en donde colocaron listones negros y gritaron consignas para exigir fin a la violencia, justicia y combate a la impunidad.

Según cifras de la Procuraduría de los Derechos Humanos, en los últimos cuatro años han muerto de forma violenta 6.130 menores de edad, la mayoría víctima de armas de fuego.

El presidente Otto Pérez Molina, en declaraciones a medios locales, reconoció la ‘difícil’ situación que enfrentan los niños en Guatemala, y anunció la unificación de las instituciones del Estado encargadas de velar por el cumplimiento de los derechos de los infantes.

El objetivo de esa medida, indicó, "será mejorar la institucionalidad relacionada con los niños" para que haya mayor eficiencia en la solución de los problemas que aquejan a los niños y adolescentes guatemaltecos.

EFE