Heredero del Diablo se estrena el jueves 20 de marzo

Protagonizada por Zach Gilford y Allison Miller, la acción sucede en República Dominicana, país al que la pareja ha viajado para pasar su Luna de Miel.
Creamark

Después de una misteriosa noche en la que se pierden durante su luna de miel, una pareja de recién casados se encuentra ante un embarazo antes de lo planeado. Mientras graban todo para que quede en la posteridad, el marido comienza a notar un comportamiento errático en su esposa, que al principio se lo atribuye a los nervios, pero, conforme pasan los meses, se vuelve evidente que los adversos cambios en su cuerpo y mente tienen un origen mucho más siniestro.
   
Conocemos a la joven pareja, Zach McCall (Zach Gilford) y Samantha (Allison Miller), cuando están a punto de casarse. Un futuro brillante les espera —y después de una emotiva ceremonia nupcial, toman un vuelo para pasar su luna de miel en la soleada República Dominicana. Su viaje toma un giro extraño después de una incómoda sesión con un psíquico, quien le advierte a la pareja de manera ominosa que “los ha estado esperando”.

Un poco más desconcertados de lo normal por el encuentro, Zach y Sam se pierden en unas calles oscuras y solitarias, cuando finalmente encuentran un taxi, que insiste en llevarlos a un bar furtivo para que vivan una auténtica experiencia de lo que es la República Dominicana.
Después, las cosas se ponen muy inquietantes.

Sam y Zach se empapan del inusual ambiente —así como de copiosas cantidades de alcohol. Alcanzamos a ver atisbos fugaces de imágenes perturbadoras de la juerga: una pila de huesos, un cráneo sonriente, un vistazo repugnante de un cuerpo femenino flácido y sangriento, voces ahogadas…y un canto quedo, insistente.

Cortamos a la mañana siguiente. Los recién casados recuerdan poco de los eventos que sucedieron la noche previa. Poco tiempo después de su regreso a casa, Sam se entera que está embarazada. A pesar de la sorprendente noticia, la pareja hace planes para ese gran complemento a su nueva familia. 

Sin embargo, al poco tiempo, pistas perturbadoras salen a la luz y hacen ver que su situación está lejos de ser normal: un examen de ultrasonido y amniocentesis toman un giro inesperado; en una visita al supermercado, Sam, vegetariana, se mete a la boca carne cruda y sangrienta; en el estacionamiento de un centro comercial rompe el vidrio trasero de un coche con una fuerza y fiereza que no parecería posible en un mujer que lleva varios meses embarazada; y su vientre parece estirarse y contorsionarse, como si el bebé estuviera empujando desde dentro con una fuerza extrema. 

Después, hay un grupo de figuras indistintas que comienzan a espiar a la pareja desde cámaras ocultas mientras un espíritu malévolo espera nacer en este mundo. 

Twentieth Century Fox presenta una producción Davis Entertainment Company, Heredero del Diablo, protagonizada por Allison Miller (que aparecerá en la venidera There’s Always Woodstock) y Zach Gilford (Friday Night Lights). El filme es dirigido por Matt Bettinelli-Olpin & Tyler Gillett (V/H/S), escrito por Lindsay Devlin, y producido por John Davis (Chronicle). Los productores ejecutivos son Chad Villella (V/H/S), Justin Martinez (V/H/S), James Dodson (Chronicle) y Brittany Morrissey, una ejecutiva superior en Davis Entertainment. La supervisora musical es Andrea von Foerster (Chronicle).

Heredero del Diablo se estrena en nuestro país el jueves 20 de marzo.