IGP adquirirá 200 equipos para optimizar investigación sismológica

El IGP contará próximamente con 200 acelerómetros de última generación para optimizar la investigación sismológica. Equipos permiten medir cuantitativamente las oscilaciones del terreno.
EFE

El Instituto Geofísico del Perú (IGP) contará próximamente con 200 acelerómetros de última generación para optimizar la investigación sismológica que realiza dicha institución y conocer con mejor precisión la respuesta del suelo a los movimientos telúricos que se registran en el territorio nacional.

Hernando Tavera, director de Sismología del IGP, indicó en diálogo con la Agencia Andina, que el IGP cuenta actualmente con 50 acelerómetros ubicados en puntos estratégicos de diversas regiones del país.

Explicó que el acelerómetro permite medir cuantitativamente las oscilaciones del terreno y su respuesta al paso de las ondas sísmicas.

Agregó que estos equipos son complementarios a los sismógrafos, que miden la magnitud de las ondas sísmicas en un movimiento telúrico.

"Con estos acelerómetros fortaleceremos la implementación de una red con capacidad para proveer información de calidad posterior a la ocurrencia de un sismo con utilidad directa para los estudios de ingeniería sísmica", manifestó.

Tavera consideró que con esta cantidad de acelerómetros la labor del IGP mejorará ostensiblemente para proveer de información más precisa y detallada sobre la actividad sísmica y la vulnerabilidad del terreno en distintas partes del país a las autoridades competentes, a fin de que tomen las decisiones más acertadas para mitigar los daños que generan los sismos.

Central de monitoreo

El director de Sismología del IGP adelantó que además de la red de acelerómetros se está trabajando en la implementación continua de la Red Sísmica Satelital para Alerta Temprana de Tsunamis.

Asimismo, se despliegan esfuerzos para equipar una Central de Monitoreo Sísmico, que se espera concretar a fines de 2014, añadió.

Destacó que el gobierno central está priorizando la gestión de desastres y, en ese marco, destina importantes recursos para la investigación y generación de datos precisos y confiables que permitan una adecuada toma de decisiones en prevención y mitigación de sus efectos.

Perú vulnerable a sismos

Tavera recordó que el Perú se encuentra ubicado en el llamado Cinturón de Fuego del Pacifico, por lo que está expuesto a ser afectado por la ocurrencia de sismos, los mismos que son más frecuentes y de mayor tamaño cuando ocurren en el borde occidental de América del Sur.

"Los sismos tienen su origen en la interacción de las placas, grandes piezas del mosaico que forma la corteza terrestre, todas ellas en continuo movimiento", anotó.

Señaló que, a nivel mundial, solo la placa de Nazca alcanza velocidades de desplazamiento de 8 a10 centímetros por año.

"Es por ello que en nuestra región se producen los sismos y terremotos de mayor magnitud. Teniendo en cuenta la continua dinámica de las placas, siempre ocurrirán terremotos", sostuvo.

Afirmó que aunque todavía no es tecnológicamente posible ponerle fecha al próximo sismo o terremoto, la sismología contribuye a identificar la ubicación de las áreas y la magnitud del probable terremoto a ocurrir, información de gran importancia que con el uso adecuado permite orientar las medidas de prevención.

"No debemos olvidar que los terremotos destruyen en segundos todo aquello que el hombre ha construido en décadas. Prueba de ello son los terremotos de Pisco, en Perú (2007) y Concepción, en Chile (2010). Todas nuestras investigaciones están orientadas a reducir la vulnerabilidad de nuestras ciudades en protección de la población", manifestó.

Mapas de zonificación

En ese sentido, refirió que el IGP elaboró mapas de zonificación sísmica y geotécnica de diversos distritos de Lima y Callao, así como en otras regiones del país, en los que se determina la resistencia del terreno y su nivel de vulnerabilidad frente a un temblor.

"Con esta información, los municipios pueden planificar su desarrollo urbano en función de la calidad del suelo y decidir dónde se puede construir viviendas, parques, oficinas u otras obras de ingeniería, e impedir las invasiones en zonas vulnerables y de riesgo para la integridad de los ocupantes", dijo.

Tavera indicó que el IGP realiza cada año estos estudios en cuatro distritos del país, gracias a recursos proporcionados por el gobierno central. "Llevamos tres años elaborando estos mapas y el 2014 trabajaremos en la zona sur del país", expresó.

Según estadísticas del IGP, en lo que va del año se han registrado 130 sismos de mediana magnitud en diversas zonas del territorio nacional, con epicentros en el continente y en el fondo marino, con magnitudes entre 3.7 y 5.7 grados en la escala de Richter. De ese total de movimientos telúricos, 17 fueron sentidos en Lima Metropolitana y 3 en el Callao.  

ANDINA