Foto referencial

La edición número ocho del festival de cine de montaña Inkafest, que se celebrará del 28 de agosto al 1 de septiembre en la ciudad de Huaraz, en Perú, reunirá 29 documentales de 11 países, pero también promoverá la conservación del ecosistema andino entre escolares, anunció su director Iván Canturin.

El festival fue presentado en el Centro Cultural de España en Lima con la presencia de César Álvarez, presidente de la región Áncash, donde se ubica Huaraz; el representante del Banco Mundial en Perú, Germán Freire, y el de la Asociación Áncash, Antonio Cornejo.

Los documentales, de metrajes variados entre 5 y 81 minutos, abarcan desde el montañismo y la escalada hasta otros deportes de aventura como el paracaidismo desde saltos base, sin olvidar otras producciones que narran el estilo ancestral de la vida y la cultura andina.

Entre ellos están las producciones españolas "Piedra de luz", que cuenta el viaje de cinco amigos para subir al pico Gasherbrum IV (7.925 metros), mientras que "Encordadas" repasa la historia del papel de la mujer en la escalada y "Una boya feliz" acompaña a Jordi Muns en su travesía en kite surf por 1.300 kilómetros de costa brasileña.

También participan los documentales españoles "La fuerza del Omo" y "Cris de los Andes", y como participantes latinoamericanos estarán la producción venezolana "Falling angels", la argentina "Aquí estoy" y cinco documentales peruanos sobre la vida andina.

El montañista español Carlos Soria será el encargado de inaugurar el certamen con una conferencia acerca del montañismo más allá de los 70 años, ya que a sus 73 años todavía mantiene el objetivo de ser la persona más longeva en ascender a los catorce "ocho miles" (las montañas más altas que sobrepasan los 8.000 metros de altura).

Además el festival acogerá una ponencia del montañero austríaco Kurt Diemberger, sobreviviente de una de las mayores tragedias del montañismo en el K2 (8.611 metros) y otra del peruano Augusto Ortega, quien conmemorará los 20 años de su ascensión al Everest (8.846), la primera de un peruano a esta cumbre.

A través de una sección titulada "Ponte en ambiente" el festival llegará a otros pueblos de Áncash como Yungay para concienciar a sus escolares de la necesidad de cuidar su medio ambiente con iniciativas como "Un día sin plástico".

"El festival también debe comprometer a los ancashinos a enfrentar el calentamiento global que está descongelando nuestros picos nevados de una manera muy rápida", precisó Álvarez.

EFE