AFP

El presidente de Irán, Hasán Rohani, reconoció la existencia del Holocausto, algo a lo que hasta ahora se había resistido la República Islámica, y aseguró que tiene plenos poderes para negociar con Occidente y Estados Unidos sobre el programa nuclear.

"Cualquier crimen que ha ocurrido en la historia contra la Humanidad, incluido el crimen que los nazis cometieron contra el pueblo judío, así como contra los no judíos, es condenable", dijo en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNN.

No obstante, insistió en matizar el impacto de este genocidio. "Como ya he dicho antes, no soy historiador, y cuando se habla de las dimensiones del Holocausto corresponde a los historiadores reflejarlas", anotó.

Por otro lado, se refirió al acercamiento que se produjo con su homólogo estadounidense, Barack Obama, y a la posibilidad de que ambos se reúnan durante la 68 sesión plenaria de la Asamblea General de Naciones Unidas, que se celebra en Nueva York.

"Estados Unidos ha expresado su interés en tener esa reunión y, en principio, Irán había accedido a que se celebrara, bajo ciertas circunstancias, pero creo que no hemos tenido tiempo suficiente para prepararla", comentó.

Rohani negó tajantemente que el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, haya influido en ello, a pesar de que fuentes estadounidenses revelaron a CNN que la reunión finalmente no se celebró porque la política del país persa es "demasiado complicada".

"El líder supremo ha dicho que, si las negociaciones (con Occidente) son necesarias para el interés nacional, no se opondrá", aseveró, subrayando que como presidente de Irán tiene "toda la autoridad" en asuntos de interés nacional.

Así, adelantó que "ahora que la oportunidad (de diálogo) ya ha surgido y que los trabajos preparatorios ya se han hecho, lo más probable es que se produzca, en primer lugar, centrado en el programa nuclear y en Oriente Próximo".

"Puedo asegurar que el líder supremo ha dado permiso a mi Gobierno para negociar libremente todas estas cuestiones", insistió en CNN.

ANDINA