El viceministro de Gestión Ambiental, Mariano Castro, sostuvo que la Amazonía es una de las regiones del mundo que posee la mayor cantidad de agua dulce, por lo que es fundamental realizar acciones transfronterizas de conservación.

En diálogo con RPP Noticias, el representante del Ministerio del Ambiente manifestó que lo que haga un país va a beneficiar o perjudicar a los demás.

“El tratado amazónico pone en marcha un programa de observatorio para medir el desempeño y la situación del recurso hídrico”, refirió.

Incluye acciones de intercambio de información científico, monitoreo y observación.

“En la cuenca amazónica, el tipo de minería que afecta es la aluvial, que se desarrolla en ríos, lagunas y cochas. Si no considera estándares ambientales y seguridad, este tipo de minería es depredadora y dañina”, advirtió.

Por su parte, el embajador Alejandro Gordillo, secretario general de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), destacó la necesidad de ampliar el conocimiento de la Amazonía, a fin de usar sus recursos pero conservando el medio ambiente.

El tratado fue suscripto el 3 de julio de 1978 por Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela con el fin de promover acciones conjuntas para el desarrollo armónico de la Cuenca Amazónica.

Los países miembros asumieron entonces el compromiso común con la preservación del medio ambiente y la utilización racional de los recursos naturales de la Amazonía.