La eutanasia en el gato

Aún cuando su gato no esté muy viejo, usted puede tener razones para considerar la terrible opción de la eutanasia - también conocida como poner el gato a dormir.

Aún cuando su gato no esté muy viejo, usted puede tener razones para considerar la terrible opción de la eutanasia - también conocida como "poner el gato a dormir" o sacrificarlo de manera humanitaria.

La Dra. Barbara Stein, propietaria de la Chicago Cat Clinic en Estados Unidos, recuerda a las personas que piensen primero en el gato: "Hay una gran diferencia entre estar vivo y sencillamente vivir". Probablemente es el momento de terminar la vida de su mascota si su condición es irreversible y su calidad de vida es inadecuada a pesar de todos los cuidados médicos. Pero aún estando consciente de esta realidad, no es fácil decidirse por la eutanasia.

Muchos expertos aconsejan que toda la familia decida como grupo si sacrifican su gato. Los padres con hijos pequeños pueden tomar la decisión ellos solos y permitir a sus hijos que se despidan de su mascota. Tenga mucho cuidado al utilizar el término "poner el gato a dormir" al explicarle a los niños su decisión, pues ellos pueden llegar a temer acostarse a dormir o pueden esperar que el gato se despierte en cualquier momento en el futuro. Explíqueles que el gato no se va a mejorar y que terminar su vida es una manera amorosa de acabar su dolor.

Responda a las preguntas de sus hijos de la manera más honesta posible, y déjelos llorar y lamentarse. Algunos veterinarios permiten que los dueños estén presentes en el momento de la eutanasia, pero averigüe con su veterinario con anterioridad si usted quiere estar presente.

¿Qué opinas?