La Dirección contra el Terrorismo de la Policía Nacional determinó que cuatro niños llamaron por teléfono al aeropuerto internacional Jorge Chávez esta madrugada alertando a las autoridades de una falsa bomba.

Los menores G.J.A.Q. (11), H.Y.A.Q (7), D.Q.H. y V.C.Q (7), admitieron que se trataba de una broma de mal gusto, informó RPP Noticias.

La policía especializada identificó el número de teléfono y determinó que provenía de una vivienda en el distrito de Villa María del Triunfo (VMT).

La titular del número telefónico fue identificada como Esperanza Huarsaya Samata de Quispe(59), abuela de los menores, que vive en la cuadra uno del jirón Moche, en la urbanización Virgen de Lourdes.

Los niños, que realizaron hasta seis llamadas, amenazaron con explotar una bomba y dijeron que pertenecían a la organización terrorista Sendero Luminoso, incluso pedían dinero.

Personal de la Unidad de Desactivación de Explosivos (UDEX) de la PNP y del terminal aéreo realizaron la búsqueda y reforzaron sus medidas de seguridad.

En la investigación participó también la Tercera Fiscalía Penal Supraprovincial y la Fiscalía de Familia de turno. Los menores y sus padres han sido citados a declarar.