El presidente de la República, Alan García Pérez inauguró el monumento del Cristo del Pacífico en el Morro Solar del distrito de Chorrillos y envió un mensaje de unión y prosperidad para todo el Perú.

Acompañado de su hijo Federico Danton y autoridades eclesiásticas, el mandatario leyó un pasaje de la Biblia referido a las Bienaventuranzas.

Durante su mensaje, García agradeció a quienes ayudaron económica y moralmente a levantar el controvertido monumento de 37 metros de alto e indicó que el objetivo de la obra es recordarnos todos los días a los peruanos que somos “seres humanos pasajeros” y debemos amar y perdonar a nuestro prójimo.

“Cuando nos visitó Juan Pablo II, levantamos la cruz que ilumina la bahía de Lima queríamos erigir una estatua de nuestro señor Jesucristo para preguntarnos cuán pasajeros somos y cuánto debemos esmerarnos en amar a los demás (..) Lo hemos logrado gracias a la ayuda de muchos amigos y empresarios y al apoyo del alcalde de Chorrillos y muchos ciudadanos que comprendieron el esfuerzo espiritual de esta propuesta”, dijo

“Señor Jesucristo, con tu palabra trae al Perú gozo, serenidad, amor y justicia que necesitan nuestros espíritus y lo que anhelamos para hacer de nuestra tierra un país piloto de espíritu y de hermandad. Para eso se ha levantado este Cristo, para que se vea desde todo Lima y recuerde a padres, hijos, hermanos, pobres y ricos que son solo seres humanos pasajeros que deben perdonarse y amarse. Viva Cristo Rey, viva el Perú”, culminó.

A la inauguración acudieron gran cantidad de espectadores acompañados de sus familiares, quienes vieron un espectáculo de fuegos artificiales y apreciaron la iluminación del Cristo.