Unos minutos después de esta medianoche veremos la ‘Superluna’, que es una imagen agigantada y más brillante del satélite de lo que se la puede observar habitualmente.

Este fenómeno, que se produce una vez al año, se llama perigeo, es decir, la Luna se encontrará en su punto más cercano a la órbita de la Tierra: a 356.955 kilómetros.

En esta ocasión, el perigeo coincide con la fase de Luna llena, lo que produce el efecto óptico de un aumento de tamaño, que no se produce en realidad.