El régimen sirio acusó este martes a los rebeldes de haber lanzado proyectiles con sustancias químicas en la provincia de Alepo (norte), donde estos han causado supuestamente la muerte de al menos quince personas, la mayoría civiles.

La agencia de noticias oficial siria, Sana, informó de que presuntos terroristas dispararon un cohete con sustancias químicas en la zona de Jan al Asal, en la periferia rural de Alepo.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas para trabajar.

En diciembre pasado, el Gobierno sirio advirtió del posible uso de armas químicas por los "terroristas" y reafirmó que las autoridades no las emplearán bajo ningún concepto en el conflicto que mantienen con los rebeldes.

Varios países occidentales temen, por su parte, que el régimen de Damasco pueda utilizar armamento químico, pese a que este ha reiterado en varias ocasiones que no lo hará.

EFE