Teñirse el cabello en el embarazo puede provocar leucemia en bebés

Teñirse el pelo durante el embarazo podría aumentar el riesgo de leucemia en el niño, así lo asegura un estudio realizado por la Escuela Nacional de Salud Pública y el Instituto Nacional de Cáncer, en Brasil por el biólogo Arnaldo Couto.

El biólogo quien lleva años estudiando factores relacionados con la leucemia ha encontrado una relación entre el uso de productos para teñir el cabello y para alisarlo durante el embarazo y la aparición de leucemia aguda en niños menores de 2 años.

Según comenta, las mujeres que utilizan dichos productos hacen que el riesgo de leucemia sea entre dos y tres veces mayor si utilizaron dichos cosméticos en el primer y segundo trimestre de embarazo.

Para hacer el estudio se tomaron como muestra a niños menores de 2 años con diagnóstico de leucemia aguda y niños menores de 2 años hospitalizados por otras causas. A partir de los niños se realizaron entrevistas a las madres para conocer el perfil socioeconómico de cada familia, el trabajo de los padres, los hábitos de vida, los antecedentes familiares y, lógicamente, cuál era el uso que se hacía de los tintes y productos para alisar el cabello tanto antes del embarazo, como durante el mismo y la lactancia.

Los resultados del estudio mostraron que las mujeres que utilizaban estos productos tenían entre dos y tres veces más riesgo de tener un hijo con leucemia, como ya hemos dicho, y un riesgo similar (2,59 veces más riesgo) si los productos eran utilizados durante la lactancia.

“Es importante resaltar que trabajamos con el posible riesgo de leucemia en los lactantes, a partir de la exposición de la madre durante el embarazo a estas sustancias. Los organismos de vigilancia cosmética deben informar completamente a las usuarias. Nuestro trabajo sugiere que aún hay un aumento estimado del riesgo y eso revela la importancia de las agencias reguladoras que verifican la composición química de los productos, ya que algunas sustancias presentes en los productos ya están definidas como cancerígenas”, señala Arnaldo Couto, en la publicación del estudio que realizó Jornal Do Brasil.