Tristeza y depresión en Navidad, ¿por qué se agudizan en esta fecha?

Es normal que en Navidad surjan sentimientos encontrados de tristeza y alegría, lo importante es saber cómo sobrellevarlas.
Morguefile-DTL

La Navidad es un acontecimiento importante en la vida de las personas, que a su vez conlleva sentimientos encontrados de alegría, amor, explosiones de generosidad, agradecimiento, como de tristeza, pena, abandono, etc. donde afloran recuerdos de épocas pasadas.

Algunos hombres y mujeres experimentan nostalgia y tristeza al evocar a aquellos seres con quienes compartieron las navidades anteriores y que hoy ya no están a su lado. Esa pena tiende a sumirlos en una profunda depresión, soledad, amargura y añoranza.

Recuerdan situaciones de su infancia al lado de sus padres, hermanos y familiares; también a aquellos seres queridos que fallecieron o viven en el extranjero. En el caso de los padres o adultos mayores, se da esa sensación del “nido vacío”, pues los hijos e hijas, siguiendo el ciclo de la vida, se habrán casado, estarán de viaje o se habrán establecido muy lejos del hogar parental.

¿Todo recuerdo anterior debe ser motivo de depresión? No necesariamente. Es importante diferenciar la nostalgia y tristeza propias de estas fechas de la depresión que algunas personas puedan desarrollar.

La depresión es una enfermedad psicológica originada por diversos sentimientos presentes en la vida de las personas. Son estados de ánimo, con diversas características, que tienden a sumir a los individuos en prolongados momentos de tristeza, melancolía, sufrimiento, desgano, desmotivación o dolor. Puede durar un par de semanas a lo mucho, pero más allá de ello requiere atención especializada.

Las causas de la tristeza pueden ser propias de todo el movimiento que se genera en la Navidad, y la depresión puede manifestarse por este tipo de ambiente, inclusive intensificarse si no se tienen las cosas resueltas. Lo importante es que este estado de ánimo no se prolongue por más tiempo ni interfiera en las actividades diarias, tampoco en sus horas de sueño ni en su alimentación.

Hay personas que para evadir las penas, los recuerdos tristes o malos ratos experimentados con otros, se les da por beber, comer en exceso o hacer compras compulsivas como una forma de llenar vacíos. Necesitan tener la mente ocupada para no tener tiempo de pensar ni ponerse tristes.

¿Cómo superar esta situación de tristeza y depresión? Si bien la persona deprimida prefiere aislarse y estar en soledad, es importante hacer planes y organizar actividades para cada día que le den un sentido a su vida; rodearse de sonidos y colores que le motiven; y además, permitir que amistades, familiares u otros de su entera confianza le brinden su apoyo.

La Navidad debe invitar a las personas a reconciliarse consigo mismas, a encontrar su paz interior, a perdonarse a sí mismas y perdonar sinceramente a quienes en algún momento pudieron afectarle. Es normal que surjan la tristeza y la alegría, lo importante es saber sobrellevarlas, y si requieren de ayuda para ello, pues no duden en pedirla.

************************************

Para participar del programa en vivo puedes llamar al 212-7165, 212-4100 y la línea en el interior del país totalmente gratuita el 0800-13140, también lo podrás hacer a través de fb/ConfidenciasRPP

************************************

Si deseas dar un testimonio sobre este caso u otro, puedes escribirnos a confidencias@gruporpp.com.pe

************************************

Confidencias, de lunes a viernes a partir de las 11:30 de la mañana por RPP Noticias (89.7 FM o 730 AM). 

***************

Si eres oyente de Confidencias, te invitamos a seguirnos también por el Facebook. Ingresa a Confidencias y marca “Me gusta”.

***************

Producción y redacción de textos: Amelia Villanueva Ramirez