Arbín
El sujeto pasó los controles fronterizos con una identidad falsa y se sometió a cirugías estéticas para cambiar su apariencia y evitar ser capturado. | Fuente: @igonzalezprieto

El Ministerio del Interior anunció la captura del sicario Bhel Boy Arbín Santillán Ríos, que escapó del hospital Alcides Carrión en 2015, cuando era atendido por una cirugía menor en el pie. El delincuente, por el que se ofreció una recompensa de S/ 100,000, fue detenido en la ciudad argentina de Buenos Aires.

Pese a que el delincuente se sometió a diversas cirugías para cambiar su apariencia física, fue capturado por la Interpol de Argentina tras un operativo internacional dispuesto en las ciudades de La Paz, Asunción, Buenos Aires y Lima.

Delitos. El delincuente fue encarcelado en 2013 por participar en el asesinato del cambista Wilder Sánchez Días en Miraflores. Sin embargo, la Policía sostiene que el exjefe de la organización criminal Barrio King, Gerson Gálvez Calle alias ‘Caracol’ orquestó su escape para que participe en el asesinato de Wilbur Castillo, ex colaborador de la Municipalidad del Callao en diciembre de 2015.

Arbín también es acusado de participar en el asesinato de dos policías en marzo de 2016 en el Rímac, así como en el robo de S/ 10.000 a un cambista en ese distrito y por el asesinato del cambista Carlos Becerra, ocurrido en febrero en la Vía Expresa.

Escape previo. El sicario había fugado en julio de 2010, de la misma forma cuando era atendido en el hospital Hipólito Unanue del Agustino, por una fractura en su muñeca derecha sufrida durante su captura en mayo de ese año.

Su captura en ese año se produjo cuando trató de robar un depósito del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Ahora, el delincuente espera su extradición en una dependencia de la Interpol. 

Recompensa
El Ministerio del interior le incluyó en el Programa de Recompensas y ofreció S/.100.000 a quien diera información sobre su paradero. | Fuente: Mininter
Asesinato
El delincuente es sospechoso entre otros crímenes del asesinato de dos policías en el distrito del Rímac en marzo de 2016. | Fuente: Andina