Paolo Salazar Albarracín suplicó por su vida, pero fue acribillado a sangre fría. | Fuente: América Noticias

Un hombre identificado como Paolo Salazar Albarracín, de 37 años, fue asesinado esta madrugada con un arma de guerra en la puerta de su casa, en la urbanización Los Lirios, en San Martín de Porres (SMP).

La víctima, que regresaba de un viaje junto con dos amigos, fue interceptada por un hombre que lo esperaba en un mototaxi. Según testigos, el hombre identificó al presunto sicario y hasta suplicó por su vida.

“Suplicaba que no lo mataran. ‘No me maten’, decía. Eso es lo que escuchamos”, comentó una vecina a América Noticias.

Pese a sus ruegos, el atacante abrió fuego a sangre fría. Salazar Albarracín murió en el acto, mientras que sus dos amigos escaparon raudamente llevándose las maletas de la víctima.

La Policía investiga el caso como un presunto ajuste de cuentas. Los peritos encontraron en la escena del crimen 18 casquillos de bala, lo que evidencia la violencia del ataque.

Diversos medios dan cuenta de que la víctima era un ciudadano extranjero, pero la versión no ha sido corroborada por las autoridades.