ECW One Night Stand
El luchador luchó contra los insultos de los asistentes. | Fuente: Composición WWE

John Cena es, indudablemente, uno de los rostros más conocidos de WWE en la historia. El quince veces campeón es considerado como una leyenda de la empresa de lucha libre, pero, tal como casi todos los luchadores, tuvo un momento en el que fue odiado. Lo de Cena llegó al punto máximo el 11 de junio de 2006, en el evento ECW One Night Stand.

WWE había adquirido la compañía de lucha extrema ECW en 2001, pero en 2005 decidió revivirla con un evento llamado One Night Stand, en donde las figuras extremas como Tommy Dreamer, Rhino o Rob Van Dam (RVD) podían regresar a la acción. Debido a las buenas ventas de entradas y PPV, en 2006 decidió enfrentarlas a las estrellas de RAW y SmackDown.

La ECW se caracterizaba por su aguerrido y enfurecido público que esperaba luchas extremas en cada una de sus presentaciones, por lo que, como era esperado, llenaron de cánticos ofensivos a todo luchador de las marcas tradicionales de WWE que pisaba el ring del Hammerstein Ballroom de New York, uno de los principales recintos de la compañía.

Aquella noche, JBL, Rey Mysterio, Randy Orton y Kurt Angle fueron recibidos entre abucheos y gritos de más de dos mil personas que les exigían que “aprendan a luchar” y que “no servían para nada” (en realidad, esto solo es una simplificación de las ofensivas frases). Pero, el caos llegó en el main event.

RVD vs. John Cena, la lucha que siempre recordará el rapero

Ese domingo cerrarían el evento RVD vs. John Cena. RVD había conseguido una oportunidad por el título de WWE gracias al maletín de Money in the Bank y había escogido esta noche para hacerla valer. Los fanáticos estaban listos para esto.

Por todo el recinto se apreciaban carteles en contra del luchador. Sobresalía uno en especial: “Si Cena gana, nos amotinamos”. La gente lo demostraría minutos después.

 

John Cena
Histórico cartel en el recinto. | Fuente: WWE

RVD tenía todo el apoyo del público y se lo hicieron saber desde que pisó el ring. Cena, en cambio, fue tremendamente abucheado y fue llenado de improperios durante toda la lucha. Solo al comenzar, al lanzar su camiseta a los aficionados, estos se los devolverían en múltiples oportunidades y lo escupirían demostrándole todo su odio. "ECW", "ECW" era lo único que se escuchaba.

La lucha no fue espectacular, pero el contexto sí lo era. Cada vez que Cena conectaba un golpe, el edificio "se venía abajo". Y cuando llegaban los finishers del luchador, parecía que realmente el ring terminaría en llamas. Por fortuna, para evitar un accidente, Edge traicionó a WWE y le aplicaría una lanza a Cena, para darle la victoria a RVD con su gente.

La escena final fue entre RVD y Paul Heyman, mánager de ECW, en una histeria colectiva de felicidad.

¿Por qué el odio hacia Cena? El luchador siempre se ha caracterizado por ser el ejemplo perfecto para los niños y adolescentes; es quien les enseñaba a Nunca Rendirse. Sin embargo, estaba en un campo en el que las reglas y la integridad física no importaba: en ECW reinaba la sangre, los alambres de púas, las sillas, las mesas y las tachuelas. No era su campo

Lastimosamente, Cena está cada vez más cerca del retiro de WWE. Sin embargo, podrá contar siempre que alguna vez fue el más querido, pero también el más odiado de la industria que lo vio crecer.