John Lloyd dimitió tras la derrota frente a Lituania de su equipo, que tuvo que jugar sin Murray.

La pasada semana, Lloyd dijo que no debería dejarse que Murray decida cuándo juega o no con el equipo nacional, a lo que el número uno británico replicó hoy en declaraciones a la BBC: "Ojalá mostrase más apoyo. Yo debo hacer lo que considero mejor para mi carrera".

Murray ha jugado nueve de los doce partidos de la copa Davis desde que debutó frente a Suiza en 2005, pero ha comenzado a replantearse cómo encaja ese torneo en su programa.

Así no jugó en un partido contra Argentina en 2008 porque se estaba recuperando de una lesión de muñeca y tampoco estuvo en el encuentro con Ucrania, que perdió el equipo británico.

Murray jugó en cambio contra Polonia en septiembre y ganó los dos individuales, pese a lo cual el equipo británico perdió por 2-3.

"No significa avanzar mucho si yo gano mis partidos y luego resulta que bajamos otra vez", declaró entonces Murray, que se retiró del posterior encuentro contra Lituania.

La humillante derrota del grupo euro-africano en Vilnius obliga ahora a Gran Bretaña a un eliminatoria con Turquía para evitar el descenso al último escalón de la copa Davis.

La federación británica busca actualmente a nuevo entrenador para ver si puede mejorar la fortuna del equipo, y, según su director ejecutivo, Roger Draper, la opción preferida es un entrenador joven y no uno muy conocido.

Pero Lloyd es de la opinión que el equipo británico sólo podrá salir de su actual atolladero con la reincorporación a tiempo completo de su número uno.

"Pueden llamarme anticuado, pero ¿desde cuándo es una conveniencia, y no un privilegio, jugar para el propio país? Sé que Roger Federer, y otros grandes jugadores, eligen cuándo jugar en la copa Davis, pero ¿significa eso que esté bien?", comentó Lloyd recientemente.

"Si el equipo inglés de fútbol no se hubiese clasificado para el Mundial, ¿estaría bien que Wayne Rooney se desentendiese y dijese que no se molestaba en jugar con la selección internacional hasta que hubiese un equipo por el que mereciese la pena gastar su tiempo? Claro que no", agregó.

EFE