En el día de clasificación de este sábado, Lewis Hamilton sufrió el incendio de su auto Mercedes en la tercera prueba de este día, en donde justamente él era el líder.

Todo hacía indicar que Hamilton iba a partir primero el domingo en el Gran Premio de Hungría pero su auto se quemó de manera sorpresiva.

El piloto vivió un momento de mucha tensión hasta que pudo salir raudamente de su auto. Al final vino el lamento.